Famosos

Eugenia Martínez de Irujo reacciona a las duras declaraciones de Cayetano contra sus hermanos mayores

Apasionada de la moda flamenca, de la Feria de Abril y de todo lo que tenga que ver con su adorada Sevilla, Eugenia Martínez de Irujo (54) recibió este jueves el premio 'Flamenco en la piel' en la gala inaugural de la nueva edición del Salón Internacional de la Moda Flamenca SIMOF.

Lea tambiénCuando el duque de Alba le dijo a su hermano Cayetano que su madre tenía novio: "¡No jodas!"

La hija de la duquesa de Alba se enfrentó a las preguntas sobre las polémicas declaraciones que su hermano Cayetano (59) dio en el Chester de Risto Mejide contra sus hermanos mayores: "Si hubiera podido elegir a mi familia, habría cambiado a mis hermanos mayores", dijo el jinete. 

Eugenia, discreta como acostumbra, se limitó a decir al respecto: "No voy a hablar de nada más porque creo que lo que he venido aquí es a Simof a hablar del premio, de los trajes de flamenca y de la buena labor que hacen, que se merece". 

En este sentido y dispuesta a hablar solamente de este significativo reconocimiento que recibió, añadió: "Estoy muy ilusionada porque lo recibió mi madre y por el significado del premio, que es muy bonito. Yo, el flamenco, ella me lo inculcó desde pequeña y creo que es algo muy nuestro que solo existe aquí en España. Debemos cuidarlo mucho y apoyarlo siempre". 

En este día tan especial, la aristócrata contó con el apoyo de su marido, Narcís Rebollo, y su hija, Tana Rivera. Por allí también merodeaba su ex, Fran Rivera, que acudió al desfile de su esposa, Lourdes Montes. Pese a las rencillas familiares, Cayetano y ella no se llevan a matar, pues como él mismo aclaró, sus principales problemas los tiene con el resto de sus hermanos, los mayores: Carlos (74), Alfonso (72), Jacobo (68) y Fernando (63). 

Las palabras de Cayetano en el 'Chester'

Lea tambiénCayetano Martínez de Irujo, otra vez solo en el funeral en recuerdo de su madre: no fue ninguno de sus hermanos

Cayetano, en su conversación con Risto Mejide el pasado 17 de enero, no pasó por alto la guerra familiar. Especialmente está molesto desde hace años con su hermano mayor, el duque de Alba, Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, por asuntos relacionados con las gestiones familiares a raíz de la muerte de su madre. 

"Hablo con Carlos, me escuchó pero no me dijo lo que yo esperaba escuchar. Trabajé cinco años para la Casa de Alba y él se ha llevado el 60% de eso. Me trató como si hubiera sido un empleado corrupto en vez de un hermano. Me acusó de ser desleal, lo que no es cierto", lamentó. Al mismo tiempo, señaló que no se cumplió con los últimos deseos de doña Cayetana: "Ella dejó dejó dos o tres voluntades escritas que no se han cumplido, porque no son vinculantes".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud