Famosos

Montserrat Bernabeu, destrozada por la guerra con Shakira: sus nietos ya no la llaman abuela

La relación de Shakira con los padres de Gerad Piqué, y en especial con su suegra, Montserrat Bernabeu, no hace más que empeorar. La abuela paterna de los niños estaría sufriendo porque la cantante habría pedido a sus hijos Milan y Sasha que no llamen abuelos 'avi' y 'ona' en catalán a Joan Piqué y Montserrat porque se pone triste". El trato entre Shakira y su ex sugra no ha sido siempre un camino fácil, pero que se ha vuelto más intransitable tras la separación del matrimonio entre la cantante y el futbolista, el apoyo de sus padres a su nueva novia, Clara Chía, y el ataque directo que la letra de la canción de Shakira, Session 53, ha supuesto en la familia.

La influencia de "mi suegrita", tal y como la ha llamado Shakira en los buenos tiempos de su relación, se puede apreciar en un vídeo recién aparecido, en el que se ve como la madre del exfutbolista, muy seria, toca la cara de Shakira antes de llevarse el dedo a la boca en un claro gesto de 'cállate' durante un evento al que acudieron hace años. Piqué, presente en el momento en el que su progenitora pedía silencio a su mujer, miraba hacia otro lado y seguía su conversación con una cuarta persona, aparentemente sin darse cuenta del feo que Montserrat había tenido con su nuera.

Pedir a sus hijos que no la llamen abuela sería lo que ha terminado por destrozar a la doctora, ya que es un arma más de venganza de la colombiana, que se une a la bruja a tamaño real que ha colocado en su terraza mirando directamente a la casa de sus suegros y su alusión en la letra de su último éxito: "Me dejaste de vecina a la suegra".

Lea también- Quién es Montse, la malvada suegra a quien nunca le gustó Shakira: no era ni joven, ni catalana

Montserrat está muy dolida con la cantante por degradar la relación con sus nietos. Según cuenta el entorno de los padres de Piqué, ya el día de Reyes la doctora se molestó con su ex nuera: "Los niños estaban con su padre y sus abuelos en su casa de la Cerdanya y llamaba constantemente a sus hijos, que estaban más pendientes del movil que de disfrutar del día. Y le dijo a Gerard que parara ya la situación, que no podía ser que los niños no quisieran ni ir a la montaña por el telefono", afriman los conocedores de la situación.

Cuando Montse sí estaba a favor de Shakira

Aunque la madre de Piqué, que además de doctora y coodirectora de la Fundación Guttman, en un principio rechazaba la relación de su hijo con Shakira, porque era mayor que él y no era catalana, llegó a tener mucho cariño a la cantante, ya que la hizo abuela con tan solo 50 años. Montserrat fu madre muy joven, cuando aún estaba en la universidad, a su hijo y apenas pudo dusfrutar de él.

Estos sentimientos de afecto y agradecimiento serían los que la impulsaron a volcarse con Shakira "cuando ya empezaba a discutir con su hijo Gerard y él acaba marchádose de casa, estaría sufriendo más de lo normal", tal y como ha contado el entorno de la doctora a la revista Lecturas. Al parecer, hubo una época en la que "Shakira se ponía mal, su ritmo de trabajo había cambiado, ella pasaba desapercibida y no la trataban como una estrella. Pasó por varios periodos depresivos y Montserrat estuvo a su lado". 

Las mismas fuentes aseguran que la madre del empresario deportivo "luchó porque llegara la reconciliación hasta que su hijo le dijo que era imposible". Y ahí es dónde empezó a ponerse de perfil con la artista.

Aunque cuando los padres viajaban era en su casa donde los nietos acaban cenando y haciendo los deberes, fue ella la que aconsejó a Piqué que firmase el acuerdo para que los niños se fueran a Miami con su madre: "Cada día que pasa aquí es una tortura para Shakira y es mejor que los niños tengan un horizonte vital despejado", le llegó a decir Monserrat a su hijo. 

Lea también- La madre de Piqué, "fatal" y atacada tras los dardazos de Shakira: lo que va diciendo de la cantante

Su influencia ha sido clave para la historia de la relación entre la colombiana y ex jugador de fútbol. Como suegra, le reprochó a la cantante que presionara a su ex y decidió apostar por la ruptura. Shakira descubrió entonces que su familia política había iniciado movimientos legales para desligarse de las empresas de la colombiana, en las que sus suegros aparecían como socios, o incluso como administradores, y verles pasearse con Clara Chía, la mujer con la que su marido le había sido infiel, desató la rabia de la estrella del pop. 

Para frenar un poco el monumental enfado de su ex nuera, la doctora le pedido a su hijo que deje de aparecer con relojes Casio y con coches Twingo para no provocar más ira. "No la calientes más. Hay que cortar esto", aseguran sus allegados que le ha dicho claramente.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.