Famosos

Miguel Ángel Revilla llora por su mujer, enferma de cáncer: "Es el amor de mi vida"

El presidente de Cantabria dejó ver su lado más vulnerable este lunes en El Hormiguero, cuando desveló el delicado momento personal que atraviesa desde el pasado verano: su mujer, Aurora Díaz, lucha contra un cáncer de colon. "La operaron. Y, bueno, está con la quimio. Pero con mucha raza. Y ha venido aquí porque es el amor de mi vida. Es una cosa increíble lo que tengo con esta mujer", dijo con lágrimas en los ojos.

Miguel Ángel Revilla recordó cómo Pablo Motos, muy amigo suyo, le animó en su peor momento: "Te tengo que agradecer que aquel día del Pilar, que yo estaba muy tocado, te llamé y te dije: 'No sé si voy a ir'. Porque la operaban de un cáncer al día siguiente. Pacté contigo que lo íbamos a hacer de una manera que no se notara que estaba muy tocado". El propio Pablo lo corroboraba: "Me llamas muy tocado y me dices: 'Pablo, mi mujer tiene cáncer y la tienen que operar'. Y tú te viniste ese día que tenías lo de la Hispanidad. El rey te vio que estabas mal y te preguntó: '¿Qué te pasa?'. Esa noche viniste destrozado e hiciste un programa acojonantemente bueno".

Revilla contó cómo comenzó su historia de amor: "Yo le saco 17 años. Yo no soy ni Tom Cruise ni Bertín Osborne ni esta gente. Cierto es que ella era muy partidaria mía porque estaba afiliada al partido y me tenía a mí como líder. Yo he tenido tres operaciones de riñón. En un programa de televisión, alguien debió de intuir que yo necesitaba un trasplante, y seis personas se ofrecieron para donarme un riñón. Lo primero que hice fue preguntar quiénes eran esas personas y por qué lo hacían. ¿Quién es una de las personas que se presentó? Aurora Díaz, mi mujer".

Desde entonces, el presidente y Aurora son inseparables. De hecho, ella le acompañó este lunes y escuchó su declaración de amor sentada entre el público. "La operaron. Y, bueno, está con la quimio. Pero con mucha raza. Y ha venido aquí porque es el amor de mi vida. Es una cosa increíble lo que tengo con esta mujer". Aurora, emocionada, se acercó a animar y arropar a su marido: "Estoy bien. Me han puesto el otro día medio litro de hierro en vena… Tengo una energía que te puedo seguir ya".

El presidente de Cantabria y su actual esposa se conocieron hace ya más de 20 años. Ella era secretaria en la sede del PRC (Partido Regionalista de Cantabria). Tienen una hija, Lara, de 24 años, y viven en Astillero, muy cerca de Santander.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.