Famosos

Joana Sanz estalla contra los que dicen que confía en su esposo, Dani Alves: "Mentira"

La mujer de Dani Alves, la modelo tinerfeña Joana Sanz, ha aclarado cuál fue el significado de las palabras que escribió este lunes ("Corazón, aguanta tanto dolor") y que generaron un gran revuelo en las redes sociales. El ex jugador del Barça, desde el pasado viernes, permanece ingresado en prisión, acusado de un presunto delito de violación en una discoteca de Barcelona.

Lea también Joana Sanz habla de "toda la tempestad" que tiene "encima" tras el escándalo de su marido, Dani Alves

"Mentira. No tergiversen o malinterpreten lo que digo. 'Corazón, aguanta tanto dolor' es de mí para mí'", ha escrito Sanz este martes en stories, negando una noticia en la que explicaban que, con sus palabras, estaba "reiterando la confianza en su esposo". 

Este lunes, Joana también hablaba del delicado momento que está atravesando a raíz de la detención y encarcelamiento de su marido, que ingresó de forma provisional y sin fianza el pasado viernes tras prestar declaración en Barcelona. "Ahora tengo un momento de calma dentro de toda la tempestad que tengo encima y quería aprovechar para agradecer de palabra a tantas personas que me están apoyando", aseguró.

Lea tambiénDani Alves lo tiene mal si escuchamos lo que dicen las testigos de la presunta violación

El jugador brasileño regresó de México, donde jugaba con los Pumas, para acompañar a su mujer en uno de los momentos más difíciles de su vida, la muerte de su madre. Entonces prestó declaración e inmediatamente fue detenido. Días después, se ha hecho con los servicios de un reputado abogado catalán que ha trabajado para Leo Messi o la familia Pujol, entre otros. Las versiones coincidentes de la supuesta víctima, la de los testigos y otras pruebas, como las imágenes de las cámaras de seguridad, juegan en su contra.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.