Famosos

Joana Sanz encuentra consuelo en sus mascotas mientras Dani Alves está en prisión: "Mi mejor apoyo"

La mujer de Dani Alves, Joana Sanz, está viviendo una de las etapas más difíciles de su vida. Hace una semana perdió a su madre víctima de un tumor en el ovario y, desde este viernes, el futbolista brasileño está en prisión acusado de una violación a una joven en una discoteca de Barcelona.

Por suerte, la modelo canaria tiene una gran compañía en casa, sus mascotas. Sanz ha compartido una tierna fotografía de dos de sus perros durmiendo junto a ella con sus más de 700.000 seguidores de Instagram. "El mejor apoyo", escribió.

Este sábado, la esposa del ex jugador de Fútbol Club Barcelona también reapareció en redes para pedir "respeto" por su situación: "Pido por favor a los medios de comunicación que están fuera de mi casa que respeten mi privacidad en este momento. Mi madre ha fallecido hace una semana, apenas he empezado a asumir que ella ya no está como para que me atormenten con la situación de mi marido".

La canaria y el futbolista brasileño se conocieron en 2016 en Barcelona gracias a unos amigos en común. Un año más tarde se casaron en Formentera en una boda íntima. Desde entonces forman una feliz pareja que presume de su amor en las redes sociales.

Las primeras horas de Dani Alves en prisión

El deportista está "completamente destrozado" dentro de la celda. Tal y como informó El Periódico de España, este sábado, se sometió a un chequeo médico y a lo largo del día debía recibir las visitas de familiares, educadores de la prisión, y un psicólogo, tal y como marca el protocolo del centro Brians I. Los profesionales del centro penitenciario decidirán en qué módulo ubicarle. Brians está lejos del lujo que existe en la vida de un futbolista de élite, no hay contrata de catering y en las duchas no funciona correctamente el agua caliente.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud