Famosos

La inaudita hipocresía de Terelu, que se pregunta quién está interesado en dañar la imagen de Gustavo, chófer de su madre

Teresa Lourdes Borrego Campos, más conocida como Terelu Campos, (Málaga, 31 de agosto de 1965) es una borrasca de contradicciones desde siempre: no quiere que se hable de Gustavo, el chófer y hombre de confianza de su madre pero utiliza la columna semanal que cobra de Lecturas para referirse a él y le coloca en el titular: "Espero que la polémica de Gustavo no le haga daño a mi madre", reza el artículo de la primogénita de María Teresa.

Admite la autora de estas confesiones que la semana ha sido "convulsa" para ella y su familia. Pero lo más acongojante de la actitud impresentable e incoherente de Terelu (que no es la mala de esta película) es que se lamenta de haber "tenido que leer y que escuchar muchas barbaridades en torno al ingreso" de su madre. Parece olvidar que lo tuvo que leer en la misma publicación en la que ella trabaja, y que la campaña contra el tal Gustavo  o su novia Ainhoa (estrella emergente) empieza y termina en otro teatrillo del que también cobra: en Sálvame.

"No alcanzo a entender quién está interesado en dañar la imagen de Gustavo", dice la muy hipócrita. A ver, Terelu: fue Kiko Hernández en el programa en el que intervienes y a veces presentas quien levantó esa liebre. Fueron los que confeccionan ese espacio (los que firman tus cheques) quienes construyeron las escaletas y quienes han planificado el tema como argumento para ganar audiencia (que es para lo que les pagan) y fue tu hermana Carmen Borrego quien ha contribuido (y tu misma, desde el momento en el que participáis del circo) a engordar la tontería de los mensajes grabados y a convertir esa chorrada en un puntal de la realidad paralela que levanta la semana en el magacín de La Fábrica de la Tele. "Señalarlo como el topo de mi familia es para hacerle daño y hacernos daño a nosotros también", repite Terelu. ¿Y quién se lo está haciendo? Tus compañeros de trabajo, Terelu.

"Todo esto a Gustavo lo está arrasando", insiste Terelu a la vez que coloca el tema en su revista, engordando el asunto en lugar de guardar silencio. Y luego siembra la duda: "No sé si él en una comida con amigos ha podido decir o no, en alguna ocasión, algo poco agradable", escribe la hija de María Teresa Campos.

Terelu se refiere a los muñidores de esta película que alimenta los contenidos y las broncas de Sálvame como "las personas que están detrás de esto", como si fueran todas las cadenas de televisión, medios de todo el mundo, los que estuvieran con este tema: no Terelu, es la tuya, y nada más que la tuya. Es obvio. No te preguntes quién está detrás de estos ataques como si fuera un gran misterio. "No nos dejemos llevar por una noticia que pueda complicarle la vida a una persona como mi madre, que necesita de Gustavo porque es su otro hijo", dice Terelu a la vez que llena su doble páginas con este tema y la salud de su madre. "Quiero pedirle a Gustavo tranquilidad y que no se deje llevar por una marea de comentarios muy feos", le ruega al asistente de su madre Terelu Campos desde la revista. "Quiero que tenga la calma y la seguridad de que mi familia, que es su familia, estamos todos a su lado", reitera. Pero este miércoles Sálvame vuelve a la carga, manda cámaras a la casa de Gustavo y una de las personas que comparece en plató (se turna con su hermana) es Carmen Borrego. Y todos cobran. A estas alturas, resulta insultante la pregunta que se hace públicamente Terelu Campos: "No alcanzo a entender quién está interesado en dañar la imagen de Gustavo". ¿Tus compañeros? ¿Algún familiar tuyo?

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud