Famosos

Javier Rigau, exmarido de Gina Lollobrigida: "Estaré en primera fila en el funeral"

Aunque sus últimos años han estado rodeados de polémicas relaciones y desavenecias familiares que han llenado portadas en el papel couché y la televisión del entretenimiento, finalmente la bellísima diva del cine italiano, Gina Lollobrígida, se ha ido rodeada de toda su familia. Su hijo, Milko, y su nieto, Dimitri, han sido los encargados de dar a conocer al mundo la noticia de su fallecimiento: "En este momento de gran dolor, la familia pide el máximo respeto por parte de los medios de comunicación". También estaba en Roma su ex marido, el español Javier Rigau, quien asegura que ha podido despedirse de la actriz y que ayudará a organizar el funeral, en el que como marido estará en primera fila.

Como ocurre a menudo, la gran Gina Lollobrigida sufrío una caída en su domicilio y ese tipo de accidentes son muy peligrosos cuando ya se tiene mucha edad. De esta no consiguió recuperarse. Ocurrió el pasado mes de septiembre y la gran actriz italiana se rompió el fémur. Por esa razón, la considerada como una de las mujeres más bellas del mundo se encontraba aún ingresada en la clínica privada Pío XI de Roma, donde falleció este lunes.

Lea tambiénMuere la actriz Gina Lollobrigida a los 95 años: adiós a un icono del cine italiano

El abogado catalán Javier Rigau, quien fuera su marido español y causante de buena parte de los escándalos que en los últimos años protagonizara "La Lollo", asegura desde Roma que está allí desde la pasada semana, que se ha despedido de la diva y que se queda para el funeral: "Todo es muy triste. Gina me hizo llamar a través de su hijo y el pasado viernes nos pudimos despedir en condiciones con su hijo y su nieto. Desde ese día estoy alojado en un hotel a pocos metros de la clínica. Me quedaré con Milko y con Dimitri para organizar el funeral donde yo, como marido, estaré en primera fila", asegura tal y como publica el periódico ABC.

La protagonista de Pan, amor y fantasía denunció en 2010 a Rigau, con quién había mantenido una relación sentimental, porque éste consiguió casarse con la diva sin su consentimiento, es decir, por poderes mediante la suplantación de su identidad en Barcelona y gracias a un documento o poder notarial que le había hecho firmar para otro asunto años antes. Ese matrimonio está inscrito en la Sección 2ª del Registro Civil de Barcelona.

Rigau ha aparecido en varios medios de comunicación para contar su versión sobre su estrambótica relación con la ya anciana Gina, 34 años mayor que él. En 2019 concedió una entrevista en la que afirmaba que había tenido su primer encuentro íntimo con Gina Lollobrigida a los 15 años, ya que se conocieron cuando él tenía esa edad durante una fiesta en Mónaco en la que estaba invitada la familia del abogado: "Allí nos vimos por primera vez y tuvimos un encuentro sexual. Recuerdo que fue en un coche, un Rolls Royce. Ella venía a Barcelona a verme hasta que yo fui mayor de edad. Tengo el recuerdo de una compañera de vida, de una novia y después de una esposa. Una mujer con una personalidad muy cambiante. Cuando estábamos en casa los dos era encantadora ", ha contado el catalán.

En otra ocasión explicó la nulidad de su matrimonio concedida a la actriz por Roma: "En España se archivó el caso y en Italia perdió la demanda, después de salir yo absuelto. El Papa Francisco, al ver que no se podía llegar a una disolución por sentencia, lo que hizo fue una dispensa en base a la avanzada edad de Gina y admite que el matrimonio ha sido válido los nueve años que ha durado".

Desde ese año Rigau es el ex-marido de Gina Lollobrígida, y como tal se alió con el hijo y el nieto de la actriz para parar la sangría de la fortuna de la estrella, que estaba desapareciendo en manos de su asistente personal, Andrea Piazzola, y sus padres. Estos vivían con Gina desde años atrás y esquilmaron su fortuna aprovechando la debilidad mental de la actriz italiana.

El legado de Gina estuvo valorado en 35 millones de euros, pero Rigau en su momento ya aclaró que tras la acción de los Piazzola, "el patrimonio de Gina se limita a un chalet en Roma en la Via Apia Antica, y un apartamento de unos 40 metros cuadrados con una habitación en Mónaco. Ella ha vendido tres pisos pequeños en Roma y todas sus joyas. Lo que le queda está embargado judicialmente para evitar que se lo quite esa nueva gente que le rodea".

A raiz de su fallecimiento se conocerá más pronto que tarde qué fortuna quedaba realmente y cómo se la repartirán los tres hombres de su vida que han estado a su lado para despedirla.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud