Famosos

Ana Rosa habla de su marido, de los Reyes, del Emérito y de "ese momento de ver que se te caen los mechones"

Las hemerotecas confirman que la segunda semana de enero de 1956 Madrid sufrió el día más frío del siglo pasado. Una fuente helada en el Paseo del Prado fue portada de periódicos y da fe de los diez grados bajo cero que marcaban los termómetros. En aquellos días llegó al mundo una mujer a veces tachada de fría, Ana Rosa Quintana, que la semana que viene cumple 67 años.

Pero no parece tan gélida Ana Rosa en la entrevista concedida a su amiga la periodista Rosa Villascastín para Diez Minutos, en la que se abre en carnes. Aquella bebé de Usera es hoy una de las comunicadoras más influyentes de España, reina de las mañanas desde hace 18 años (se cumple el 8 de enero su estreno en las mañanas de Telecinco), empresaria de éxito, felizmente casada y madre de tres hijos. Y sobre todo es una luchadora dura, capaz de enfrentarse a a la enfermedad y ganar dos batallas. De eso y de mucho más habla en el semanario, que lleva a la presentadora a su portada este miércoles.

En 2022 tuvo que lidiar con un cáncer de mama que la mantuvo alejada de la televisión pero ha salido fortalecida, apoyada por la audiencia. El programa de Ana Rosa es el último bastión que resiste y mantiene un liderazgo indiscutible, una isla en medio de la debacle que sufre Mediaset, en plena transición, después de despedir a Paolo Vasile: "Me da mucha pena que se vaya", repite Ana Rosa. Pero a pesar del cariño que le tiene al consejero delegado saliente y de que compartió lágrimas con el italiano, la periodista y su productora Unicorn está muy bien posicionadas en la nueva etapa liderada por Borja Prado.

"El primer día que llegué al baño, y me quedé con un mechón en la mano, decidí afeitarme la cabeza"

"Siempre dije: 'Cuando deje la tele me voy a cortar el pelo cortito y me voy a teñir de rubio'. Yo aguanté el pelo casi hasta el final, pero las cuatro últimas quimios eran distintas. Me lo dijo el doctor Antonio González, mi oncólogo. El primer día que llegué al baño, y me quedé con un mechón en la mano, decidí afeitarme la cabeza", explica: "No quería pasar por ese momento de ver que se te caen los mechones", dice en la entrevista.

"Prefiero que me haya pasado a mí, que no le haya pasado a nadie de mi familia", dice en su conversación con Villacastín. También cuenta que cuando por fin se incorporó al programa "iba bastante nerviosa" y que la noche anterior no durmió. También habla Ana Rosa de la importancia de sentirse arropada por los suyos, en especial por su marido: "Juan ha sufrido mucho, no lo ha dicho ni lo ha demostrado, pero adelgazó un montón, más que yo, supongo que es un esfuerzo tener a una persona, en este caso a mí, de la que no han dejado de preocuparse ni los chicos ni Juan ni mis amigas", añade. "Me ha hecho sentir la mejor del mundo, cuando me puse de rubia me decía: tienes una cabeza preciosa, es verdad que mala cara nunca he tenido, ni mal color, pero cuando se cae el pelo y las pestañas...".

La dieta sana de su naturópata

"Este año hemos pasado unas navidades casi como cuando era adolescente, porque hemos aprovechado para hacer un viaje a Tailandia toda la familia, mis tres hijos, mi marido y yo", declara en Diez Minutos. "He tenido bastante suerte, han salido bien las operaciones, el tratamiento, no he tenido efectos secundarios, he tenido compañía, mucho cariño, y por otra parte ha sido muy emocionante", se congratula. "Para mí, madrugar es un premio, poderme levantar todos los días para ir a trabajar, es lo mejor que me podía pasar", reflexiona. "Hay que cuidar que no se te vaya (la cabeza), estar ocupada, hacer cosas. Había días que no me apetecía moverme del sofá porque me habían dado la quimio, estaba un poco más cansada, pero yo no he dejado de hacer deporte y de cuidar la alimentación, basada en una dieta supernatural", confiesa. "Fui a un naturópata, me dio muchos complementos para defensas, para estar bien, vitamina C, cúrcuma, un montón de cosas. Me ponía un plato con pastillas por la mañana, pero todo natural. Me he quitado las carnes rojas, el azúcar, las grasas, yo soy intolerante al gluten, tampoco tomo gluten, ni alcohol, al final un aburrimiento, desayunaba todos los días Kéfir con fruta, y a mediodía, la verdura con pollo a la plancha o con pescado".

Felipe VI y Letizia sí, Emérito no (pero que vuelva)

Señalada en ocasiones por estar algo escorada a la derecha, Ana Rosa es contundente: "Yo no cobro de ningún partido", sentencia, y da la cara por los Reyes: "Felipe y Letizia lo están bordando en una situación política muy complicada". Cuando le preguntan si debe volver el Rey Juan Carlos a España dice que "sería un desastre que le pasara algo fuera de España. Dicho esto, todo lo que le ha ha buscado él solito", declara. Pero si le da un tirón de orejas al Emérito, del actual Monarca  dice que le ha tocado un período durísimo, y que junto a su mujer están dando la mejor imagen de España. De Letizia dice que ha madurado espectacularmente y alaba el papel que está haciendo también como madre de la princesa de Asturias y la infanta Sofía.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud