Famosos

Patricia, la ex mujer de Vargas Llosa, sabía que la relación del Nobel con Isabel Preysler no tenía futuro

Dos semanas antes de que Isabel Preysler anunciara su separación de Mario Vargas Llosa, la ex mujer del Nobel, Patricia Llosa, ya conocía la noticia de la ruptura. Una fuente cercana a la madre de los hijos del escritor nos hace partícipes de "la satisfacción de Patricia con el distanciamiento de Mario e Isabel", nos dice. "Ella estaba convencida de que esa relación no era para toda la vida y el tiempo le ha dado la razón", añade. "Está saboreando lo que considera una venganza tras ser abandonada por Mario para irse con la Preysler. Lo pasó muy mal por lo que consideró una traición, pero es de las que piensan que donde las dan, las toman. Aun así, siente pena por la situación del que ha sido el hombre de su vida", remata la fuente.

Lea también - Preysler cuenta más detalles de los ataques de celos de Vargas Llosa y de la última gran bronca: "No aguanto una más"

En el programa Sálvame fueron los primeros en asegurar que la ruptura se produjo porque Isabel se cansó de esperar a que Mario diera el paso de casarse con ella. El hispano peruano se negaba sistemáticamente a dar el "sí, quiero" a su novia. Y las malas lenguas dejan entrever que a la socialité le preocupaba quedar como 'la amante' perpetua si el escritor fallecía. La realidad es que la viuda sería Patricia. Y a Isabel no le correspondería la menor pensión.

La excusa esgrimida en un primer momento para justificar la separación, los presuntos celos enfermizos de Vargas Llosa, comienza a caerse por su propio peso y avanza la hipótesis de la no boda.

Los hijos del escritor nunca vieron con buenos ojos la relación de su padre con Isabel y se posicionaron desde el primer momento al lado de su madre. Eso sí, siguieron manteniendo una buena y respetuosa relación con su progenitor, cuyo poderío económico y patrimonial está casi a la altura de su brillantísima literatura.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud