Famosos

Mariló Montero y Risto Mejide, mucho más que química: No todo es mentira

Pocos años se llevan Mariló Montero y Risto Mejide. La ex de Carlos Herrera tiene casi diez más que el catalán pero la periodista navarra es una mujer de bandera y las miradas que le lanza el ex de Laura Escanes levantan comentarios dentro y fuera del plató que comparten. Un mes después de su debut en Todo es mentira para sustituir la baja por maternidad de Marta Flich, la presentadora devuelve sonrisas al publicista y sus compañeros de programa ya hablan de "muy buen rollo".

Lea también - Risto Mejide y Mariló Montero, pareja sorpresa: darán las Campanadas en Mediaset

A Mariló le sobran cuerpo, veteranía y presencia para llenar de calidad la silla central en plató o cualquier otra que desee ocupar. Se apuntó enteros ya durante la baja ocasional de Risto, pero el nivelón de la madre de Rocío Crusset va mucho más allá que el de una sustituta de lujo.

Nos cuentan que la lizartarra disfruta junto a Risto, que le ha cogido el punto y viceversa. Nos dicen que sus ojos se fijan los unos en los otros y que se comunican más allá de lo que las cámaras captan. Mariló Montero es capaz, como ha demostrado, de ponerse al frente de Todo es mentira y de mucho más. Con o sin Risto Mejide. Pero junto al publicista se la ve cómoda.

La sustituta de Marta Flich se estrenó como presentadora del magacín vespertino de Cuatro con un poderío notable y nos preguntamos si es ella el rostro de la nueva Mediaset, la que cambiaría las vergüenzas de la imagen de un Jorge Javier por otra que marque el inicio de la etapa post Paolo Vasile. Mariló Montero es valiente, tiene mucha raza y afronta con fuerza los retos inesperados.

Después de que Mediaset anunciara su fichaje y tras su debut ante las cámaras del programa de Cuatro, la periodista sustituyó a su compañero para dirigir desde plató los debates, las intervenciones del resto de contertulios y las entrevistas sobre los temas de la actualidad política. La de Estella hizo una exhibición de profesionalidad y pronto demostró que está integrada en el equipo y que le sobran tablas para sobrellevar el ritmo vertiginoso del programa.

Risto sale como puede de un complicado escenario personal tras anunciar su separación de Laura Escanes. Mariló Montero no puede llenar su vacío pero la navarra hace sonreír a Risto Mejide y muchos de sus compañeros confirman que ambos han demostrado una gran química ante las cámaras. Mediaset y fuera de ellas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud