Famosos

Sara Sálamo estalla tras la "violencia" de un padre contra su hija de diez años: "Solo quiero abrazarla"

Sara Sálamo se ha mostrado indignada en sus redes sociales a raíz de vivir un desagradable episodio en un tren. "Voy en el AVE de Madrid a Sevilla sentada en frente de una familia que viaja con una niña de unos diez años", escribió la actriz este domingo.

Lea tambiénSara Sálamo, radiante, ejerce de WAG en la presentación de Isco como jugador del Sevilla FC

La intérprete de Brigada Costa del Sol, que está instalada en la capital hispalense con Isco Alarcón y sus hijos, narró lo ocurrido: "Llevamos cuarenta minutos y aún no han encendido los pequeños televisores que prometían entretenimiento y que la niña espera ansiosa... La escucho preguntar varias veces: '¿Cuándo empieza la peli?'".

Seguidamente, la niña cogió una rabieta: "Se acaba impacientando, languidece y resopla... La comida que le ofrece su padre tampoco le apetece". A Sálamo le llamó la atención la reacción del padre: "Así que cuando se vuelve a quejar, su padre le responde con un 'Tanta hambre no tendrás. ¡Que te lo comas!'". 

Sara lamentó: "Y como el gesto o la respuesta de su hija no le gusta, la siguiente frase del señor es: '¡Ya se acabó la tontería, te voy a dar un tortazo!'. En ese momento se me para el corazón. Siento miedo por si ante un mal gesto de la niña, él cumple su amenaza".

La reacción de la pequeña fue la siguiente: "No se inmuta, no reacciona de ninguna forma ante la violencia de su padre. Mantiene la misma cara que tenia antes de escucharle. 'Debe ser costumbre en casa ese nivel de violencia', pienso...".

A continuación, Sara comenzó a interactuar con la niña: "Saco una pequeña libreta y un bolígrafo que llevo en el bolso y le digo que es un regalo para ella… Está contenta, ya no se queja. Su padre me da las gracias de forma amable y educada. 'Ojalá fueras así de respetuoso y amable con tu propia hija', pienso".

Tras esta desagradable experiencia, la actriz tinerfeña lanza un mensaje importante: "Yo también soy madre, yo también pierdo la paciencia y los nervios cuando estoy agotada y mis hijos también y tienen una rabieta que me desborda. Así que entiendo la sensación. Esa sensación de estar agotado o exhausto, de haber tenido un mal día en el trabajo o no haber podido dormir y que tus hijos no te lo pongan fácil y haya quejas, rabietas, reclamos...".

No obstante, de ningún modo respalda la actitud del padre: "Pero eso no justifica que cualquier niño o niña tenga asimilada de esa forma una amenaza como la de este padre, el cual no sólo se nota que no es la primera vez que lo hace, sino que durante la siguiente media hora en la que escribo este texto, tampoco se disculpa. ¿No siente que haya hecho nada malo…?".

En este sentido, añadió: "¿Qué pasaría si yo me levantara y le dijera que como vuelva a hacer algo así le voy a dar un tortazo? Supongo que todo el vagón se escandalizaría y habría consecuencias de algún tipo… Pero como es de un padre a una hija, pareciera que 'él sabe cómo educa a su hija' y que el resto no debemos entrometernos". Así las cosas, su sentencia es clara: "Si la persona que te debe cuidar y proteger es la que te amenaza, hostiga y violenta... Nada puede salir bien".

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments