Famosos

Junco desvela que Isabel Pantoja intentó empujarla: "Me culpó de la muerte de Bernardo"

Cuatro días después del fallecimiento de su marido y tras casi 20 años cuidándolo desde un discreto segundo plano, la madrastra de Anabel pone los puntos sobre las íes y confirma algunas de las informaciones que se han publicado en las últimas horas. Por ejemplo, que Isabel Pantoja llegó al hospital para dar órdenes: "No se han portado bien conmigo. Nadie me llama para que fuera al hospital ni me preguntan cómo quiero que sea el entierro. Todo lo deciden Anabel e Isabel Pantoja".

Lea también - Agresión en el velatorio de Bernardo: Anabel Pantoja llega a las manos con las amigas de Junco

Junco confirma que tuvo varios encontronazos con su cuñada, a la que no conocía a pesar de llevar casi dos décadas junto a Bernardo Pantoja: "Ella me señaló con el dedo y me dijo 'Tú has mata... El 85% de cómo está Bernardo es tu culpa". Y ha añadido: "Me dijo 'Esa casa es mía y cuando yo cambie la cerradura no te vas a llevar ni un alfiler". Pero la tensión aumentó y alcanzó un punto límite: "Estaba en la habitación y me sonó el teléfono. Isabel, entonces, me chilló muy fuerte '¡Quita el teléfono, quita el teléfono!'. Se levantó y vino hacia a mí para empujarme y Anabel, que estaba detrás, se puso en medio para defenderme", ha narrado.

En conversación con José Antonio León, Junco ha desvelado el sufrimiento de su marido por el abandono de los suyos: "Él quería a su hermana y era muy triste para él ver que ella viajaba a Sevilla pero no iba a verlo. No se ha acercado nadie a verlo estos años. Yo no conozco a su hermano chico (Agustín) y a Isabel la vi en el hospital, un día antes de la muerte de Bernardo". Ha añadido, además, que Isabel quería las cenizas de su hermano, que finalmente se repartieron al cincuenta por ciento entre la viuda y la hija: "A mí no me importa repartir, son familia. Pero qué triste por ella, ¿no?".

Para quien sí ha tenido buenas palabras es para Anabel: "Yo la aprecio mucho, me ha ayudado mucho todo este tiempo a cuidar de su padre. Se ha portado muy bien".

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Anónimo
A Favor
En Contra

La tonadillera se retrata ella sola por inhumana e interesada. Da vergüenza ajena.

Puntuación 3
#1