Famosos

Junco, viuda de Bernardo Pantoja, confirma que se queda en la calle: "Me dijeron 'No te llevarás ni un alfiler"

La bailaora y diseñadora japonesa ha estado casi dos décadas cuidando de Bernardo Pantoja desde un discreto segundo plano pero ahora, tres días después de su muerte, ha decidido hablar. Junco quiere aclarar algunas de las informaciones que se han publicado este fin de semana sobre los desaires de la familia en el hospital y el tanatorio y confirma que, efectivamente, perderá la casa que compartía con su marido ahora que él ya no está.

Lea también - Agresión en el velatorio de Bernardo: Anabel Pantoja llega a las manos con las amigas de Junco

La madrastra de Anabel Pantoja ha hablado con José Antonio León, que ha adelantado algunos detalles de la entrevista: "Le hice 22 preguntas y contestó a todo". Por ejemplo, que nadie la echó de la habitación en la que agonizaba su marido, pero sí la "invitaron a irse porque estaba muy nerviosa". Y destaca un titular: "Alguien le dijo 'De esa casa te vas y cuando yo cambie la cerradura, no te llevas ni un alfiler". El periodista no ha querido desvelar el autor de dichas palabras pero sus compañeros han dado por hecho que detrás está Isabel Pantoja. Afirman que tanto Anabel como su madre, Merchi, le han dado a Junco su sitio como viuda estos días, no así la tonadillera, de quien la japonesa hablará largo y tendido este martes.

La que también ha hablado este lunes es Merchi, que ha negado que su hija le quitara a Junco una medalla de Bernardo en el hospital: "Esa medalla la tenía yo guardada desde hacía 20 años y la saqué para dársela a mi hija cuando murió su padre. Lo que no sé es quién ha contado esa mentira, porque en ese momento solo estábamos en la habitación mi hija, Junco y yo".

Anabel, por su parte, se mantiene al margen de la polémica y solo se ha pronunciado para despedirse de su padre con una fotografía y un bonito mensaje de texto: "Me quedo con tu sentido del humor y lo cariñoso que eras con todo el mundo. Tu princesa te quiere y el día mañana si llegara un nieto, va a saber lo molón que era su abuelo Bernardo (...) Ahora toca seguir y pensar en todo lo que vivimos, gracias por traerme al mundo y poder ser tu hija".

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments