Famosos

Kim Kardashian se niega a romper con Balenciaga tras el escándalo de fotos con niños y prendas 'sado'

Kim Kardashian se niega a cortar lazos con la firma de moda de lujo Balenciaga después del escándalo de supuesta apología de la pedofilia. La modelo dijo a través de sus redes sociales que estaba "reevaluando" su relación con la marca cuando por fin se manifestó sobre las polémicas fotos de niños BDSM: "Me han sacudido las imágenes perturbadoras".

Kardashian, de 42 años, aseguró que estaba "conmocionada e indignada por las recientes campañas de Balenciaga" en un comunicado publicado en su Instagram este domingo. Momentos después reforzó su lenguaje y pasó a calificar su estado ante la polémica de "disgustada".

Lea también- Balenciaga retira la polémica campaña con niños y peluches 'sado': "Pedimos disculpas"

La famosa maniquí dijo que se sentía cómoda con que la compañía "entienda la seriedad" del desagradable asunto de la campaña de su línea infantil. Sin embargo, en una publicación adicional, la Kardashian dijo que estaba reconsiderando su relación.

La estrella de la telerrealidad finalmente ha dicho que aunque estaba "conmocionada y disgustada" al ver las imágenes de niños y niñas con ositos vestidos con atuendos sadomasoquistas, quería hablar con los empleados del diseñador para entender qué es lo que había ocurrido.

"He estado callada durante los últimos días, no porque no me hayan sorprendido e indignado las recientes campañas de Balenciaga, sino porque quería tener la oportunidad de hablar con su equipo para entender por mí misma cómo pudo haber sucedido esto", ha publicado la celebridad nacida en Los Ángeles en un comunicado en su página de Instagram.

La casa de moda española ha demandando a la productora de publicidad North Six Inc. después de haber publicado fotos para su colección Primavera 2023 que mostraban a niños sosteniendo ositos de peluche con ropa bondage, por lo que finalmente se vio obligada a emitir una disculpa pública en Instagram y retirar la campaña de todas sus redes.

Kim Kardashian, que lleva varios años en el negocio de la empresa de moda exclusiva, se pronunció días después de que esta se disculpara por el escándalo. Ahora, la más famosa de su conocida familia se niega a cortar los lazos con la casa Balenciaga, a pesar de su rechazo inicial por el contenido de la controvertida campaña de la marca.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments