Famosos

Junco, en 'guerra' con los Pantoja tras cuidar de Bernardo hasta la muerte: "Voy a intentar que me den mi lugar"

Junco ya ha llegado al tanatorio para velar los restos mortales de su marido, Bernardo Pantoja, a quien ha cuidado hasta el final de sus días. Ha sido su mayor apoyo familiar, especialmente desde que se casaron en 2019.

Lea tambiénAnabel Pantoja, destrozada en el tanatorio y consolada por su ex marido, Omar Sánchez

Entristecida, Junco ha llegado al tanatorio del municipio sevillano de Alcalá de Guadaira seria y sumida en una profunda tristeza. Ha llegado poco después de la hija del fallecido, Anabel, que se ha mostrado rota y destrozada. Ambas no tienen buena relación. 

Sin apenas poder sacar palabras de su cuerpo, la asiática ha agradecido a los medios de comunicación su interés y su respeto: "Muchísimas gracias de verdad". En este sentido, ha añadido: "Hay mucha gente apoyándome, gracias a Dios". 

A la pregunta de si siente que los Pantoja le han dado su lugar, ha señalado, muy educada y correcta: "Voy a intentarlo". Sobre si se ha sentido desplazada y menospreciada en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla donde Bernardo ha fallecido en la mañana de este viernes, ha dicho: "Mmm, bueno. No quiero decir nada". Su expresión, en cambio, lo ha dicho todo. 

Lea tambiénKiko Rivera e Isabel Pantoja, "coordinados" para no encontrarse en el tanatorio donde están los restos mortales de Bernardo

Los Pantoja no han tenido nunca una buena relación con Junco, la mujer que se ha dedicado en cuerpo y alma a Bernardo en sus últimos años de vida. En Mediaset han comentado que los Pantoja prohibieron las visitas a Bernardo en el hospital y que incluso Junco se quedó en la cafetería, desconsolada, junto al resto de 'desterrados'.

La mujer de Bernardo, además, se estaría viendo incapacitada a la hora de tomar ciertas decisiones respecto a los restos mortales e incluso se habría asesorado legalmente para que le den el lugar que merece. José Antonio León también ha asegurado que "quien ha abierto la sala del tanatorio ha sido el peluquero de Isabel". Al tanatorio también ha ido Kiko Rivera, que se ha "coordinado" con su madre para que no se produjera ningún encuentro no deseado.

Bernardo ha muerto a los 69 años tras unos últimos tiempos especialmente complicados y marcados por su diabetes, las infecciones, las operaciones y los ingresos de urgencia. DEP.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments