Famosos

La cláusula secreta del acuerdo de Shakira y Piqué: prohíbe al exdefensa culé vivir en Miami

Han pasado más de quince días desde aquella reunión en la casa familiar de Shakira y Piqué para firmar el acuerdo de separación y, sobre todo, el convenio regulador de la custodia de los hijos que tienen en común. Fueron más de doce horas reunidos. Doce intensas horas de las que ha transcendido prácticamente todo lo sucedido y firmado ahí dentro. Sin embargo, Informalia ha podido conocer una cláusula de ese acuerdo que no se había desvelado y que probablemente sea de las más importantes, pues condiciona la vida del exfutbolista para siempre.

Lea también: Shakira responde a Hacienda: dice que es "perseguida" con "fines ejemplarizantes"

La tensión entre la cantante y el central es tan grande que ninguno de los dos quiere coincidir más de lo estrictamente necesario. Por convenio, el ex barcelonista podrá estar con sus sus hijos diez días al mes pero Shakira no quiere que su ex pase el resto del tiempo en Miami. De hecho, nuestra fuente desmiente, en contra de lo que se ha publicado, que Gerard esté buscando trabajo allí. "Eso no va a pasar. No va a fichar por el Inter de Miami. Es cierto, que el director técnico es íntimo amigo suyo porque estuvo en el Barça, pero la intención del ex futbolista no es estar allí más del tiempo exigido por la custodia, que son diez días al mes, más vacaciones. Además, Shakira no quiere que se instale allí y se lo pidió en la reunión", nos apuntan. 

Nos lo dicen así, "se lo pidió en la reunión", pero realmente no se lo pidió, se lo exigió. Según cuentan a Informalia fuentes de toda solvencia, entre la infinidad de cláusulas que firmaron existe una que dice que Piqué no puede irse a vivir a Florida. No puede fijar su residencia en Miami y es algo se ha dejado firmado por petición expresa de la colombiana. Está por contrato. A pesar de lo que se ha publicado, Piqué no está buscando trabajo en aquel país para que le concedieran la tarjeta de residencia y poder trasladarse a vivir allí. Una cosa es que esté buscando una casa para que cuando vaya por vacaciones y a pasar los días que le corresponde estar con sus hijos, estén en un hogar propio en lugar de una casa alquilada o un hotel, y otra cosa es que él se vaya a vivir a aquella casa. Eso no puede ser.

Y efectivamente Piqué está buscando casa. Muchos apuntan a que es por la zona de Brickell, a unos veinte minutos de la residencia de la cantante. Al parecer es una urbanización de lujo, con gimnasio, spa y piscinas. Las exigencias del exfutbolista del Barça eran claras: la casa tiene que ser amplia, luminosa, con un mínimo de habitaciones y zonas comunes donde los niños puedan jugar tranquilamente. Por eso es importante que la zona sea de las más seguras de Miami. 

Hay que tener en cuenta que la casa estará cerrada bastantes días al mes porque él no se va a instalar allí. De hecho, si algún día él quisiera irse a vivir allí tendría que volver a negociar con Shakira, que, hasta donde informan a este medio, no está dispuesta a ceder en nada, al menos por ahora y en un corto y medio plazo. Shakira está muy dolida con Piqué y, según nos dicen, "no le va a perdonar nunca. Le ha hecho muchísimo daño. Gerard se ha portado muy mal con ella, ha jugado sucio...". En unos días firman el acuerdo y, a partir de entonces, no tendrán ni que volver a verse ni llamarse. Todo queda en manos de sus abogados.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments