Famosos

Cristiano Ronaldo rompe a llorar en el campo de Qatar: lo que esconden sus lágrimas

Debut de Portugal en el Mundial de Qatar 2022 este jueves y Cristiano Ronaldo, emocionado, ha roto a llorar al escuchar el himno de su selección. La reacción del crack se ha hecho viral rápidamente en redes sociales, donde a pocos minutos de comenzar el encuentro ya le felicitaban por su primer gol, convirtiéndose así en el primer y único jugador de la historia en marcar en cinco mundiales diferentes: Alemania 2006, Sudáfrica 2010, Brasil 2014, Rusia 2018 y Qatar 2022.

Pocas veces hemos podido ver tan emocionado al futbolista portugués, que proyecta una imagen de tipo duro y frío muy cuidada. Sin embargo, las últimas semanas han sido muy duras para Cristiano Ronaldo, que decidió conceder una explosiva entrevista a la televisión británica para forzar su salida del Manchester United. Arremetió contra el club y contra el entrenador, y no solo en cuestiones profesionales sino también personales: "No mostraron empatía cuando falleció mi hijo", afirmó el deportista. Las consecuencias de la rajada no tardaron en llegar: el club rescindía su contrato con la leyenda de forma inmediata.

Dejar el Real Madrid fue un gran error. Lo dicen los expertos y lo reconoce ahora hasta el propio Cristiano, que ve un futuro profesional incierto en la recta final de su carrera como deportista en activo. A sus 37 años, afronta el Mundial de Qatar como el último de su vida, de ahí su emoción, mezclada con la tristeza de no saber si tendrá un equipo para jugar en el 2023 y de haber abandonado el Manchester de la forma más fea.

De vuelta a Portugal

Expertos y seguidores coinciden: Cristiano Ronaldo debería cerrar su carrera en su país natal, al que está muy unido a pesar de que haber pasado la mitad de su vida fuera de él. Sería casi poético terminar donde empezó. El Sporting de Lisboa estaría encantado de recibirlo, ahora solo falta que Georgina le apoye, porque según el círculo cercano de Cristiano, su opinión tiene mucho peso en la familia.

Parece que así será: a finales de verano, Cristiano y Georgina inscribieron a sus hijos en el colegio Saint Julian's College, ubicado entre Cascais y Lisboa, muy elitista y cuya matrícula llega hasta los 22.000 dólares. Además, el crack portugués y su novia han adquirido la casa más cara de Portugal, comprada por 11 millones de euros pero con una reforma en ciernes de otros 10 millones más. Está situada en la paradisíaca zona de Quinta da Marinha, a media hora del aeropuerto de Lisboa y a diez minutos del centro de Cascais.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.