Famosos

Sara Carbonero, operada de urgencia en la Clínica Universitaria de Navarra

Duro revés para la ex de Iker Casillas, que el pasado lunes 21 fue operada de urgencia tras haberse sometido a una revisión rutinaria. Las pruebas médicas arrojaron que algo no iba bien y el equipo de profesionales que la atiende en la Clínica Universitaria de Navarra decidió operarla sin demora.

La noticia pilló por sorpresa a todo el entorno de Sara Carbonero, que rápidamente se movilizó para ayudar y acompañar a la reportera. La madre de Sara, así como su gran amiga Isabel Jiménez, viajaron a Navarra para estar al lado de la comunicadora en estos complicados momentos, según Lecturas, mientras que su hermana Irene se encarga del cuidado de Martín y Lucas, los hijos de Sara e Iker, que se encuentra en el Mundial de Qatar. El ex guardameta, informado en todo momento de la situación, tuvo un primer impulso de cancelar su compromiso en Emiratos Árabes (forma parte de la delegación oficial de RTVE como comentarista) para estar con los pequeños, pero finalmente decidieron darle máxima normalidad a la situación para no asustarlos.

Hay que recordar que Sara fue diagnosticada de un cáncer de ovario hace ya tres años. Entonces fue operada en la Clínica Ruber de Madrid y siguió el tratamiento de quimioterapia pertinente hasta su recuperación. Fue ella quien anunció el diagnóstico en redes sociales: "Hace unos días en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno del que ya he sido operada. Todo ha salido muy bien, afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo pero todavía me quedan unos meses de lucha mientras sigo el tratamiento correspondiente", explicó. "Estoy tranquila y con la confianza de que todo va a salir bien. Sé que el camino será duro pero también que tendrá un final feliz. Cuento con el apoyo de mi familia y amigos y con un gran equipo médico".

Ella no ha confirmado ni desmentido nada por el momento. Lo cierto es que se mantiene activa en redes sociales, donde este martes publicó unas bonitas fotografías con prendas de su firma, Slowlove, y un guiño cariñoso a Pablo Milanés, el cantautor cubano que ha muerto a los 79 años.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.
No ha sido posible realizar el purgado