Famosos

Ya es oficial: Cristiano Ronaldo abandona el Manchester y Georgina prepara mudanza: ¿Inglaterra, Portugal o Arabia Saudí?

Ya es oficial: el Manchester United y Cristiano Ronaldo han anunciado la rescisión del contrato de mutuo acuerdo después de la explosiva entrevista que concedió el futbolista a Piers Morgan y en la que se despachaba a gusto contra el club y el entrenador. "Es el momento adecuado para buscar un nuevo desafío", ha dicho él este martes.

Lea también - Cristiano Ronaldo, desgarrado en su entrevista más dramática: "El Manchester no mostró empatía por la muerte de mi hijo"

"Después de las conversaciones con el Manchester United, hemos acordado rescindir nuestro contrato antes de tiempo. Amo al Manchester United y amo a los fanáticos, eso nunca cambiará", ha escrito en su despedida en redes. Los expertos aseguran que el Newcastle se está frotando las manos, pues ya le hizo una oferta el pasado verano y tiene muchas papeletas para que Cristiano reconsidere la misma a partir de enero.

Otros, sin embargo, apuntan a una retirada en su país natal, concretamente en el Sporting Clube de Portugal. Y es que ha habido mucho movimiento por allí en las últimas semanas. A finales de octubre, medios internacionales publicaron que Cristiano y Georgina Rodríguez estaban buscando colegio para sus cinco hijos y apuntaban al Saint Julian's College, ubicado entre Cascais y Lisboa, muy elitista y cuya matrícula llega hasta los 22.000 dólares. Igualmente se publicó que el crack portugués y su novia habían adquirido la casa más cara de Portugal, comprada por 11 millones de euros pero con una reforma en ciernes de otros 10 millones más. Está situada en la paradisíaca zona de Quinta da Marinha, a media hora del aeropuerto de Lisboa y a diez minutos del centro de Cascais.

Tampoco descartan que Cristiano, como muchos otros jugadores, finiquite su carrera en una liga menor pero con un sueldo muy jugoso. Se habla del equipo Al Nassr, de Arabia Saudí, cuyo propietario es Mohammed Bin Salman, heredero al trono saudita y dueño, también, del Newcastle.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.