Famosos

Pablo Iglesias saca la cara por su mujer, Irene Montero, y sentencia a Yolanda Díaz: "Miserable y cobarde"

El patio está revuelto. Los terribles fallos que está demostrando la ley del 'Solo sí es sí' de Irene Montero han creado profundas grietas en la ya delicada estructura interna del Gobierno. Mientras que la oposición pide la dimisión de la ministra de Igualdad, sus propios compañeros eluden defenderla en público. Es el caso de Yolanda Díaz, contra la que ha arremetido Pablo Iglesias este viernes: "Ponerse de perfil cuando machacan a una compañera no solo es miserable y cobarde, sino políticamente estúpido".

Y es que el ex vicepresidente de Pedro Sánchez no solo es (era) compañero y líder del partido de Irene, sino que también es su novio y padre de sus tres hijos. Razones no le faltan para dar la cara por su chica, que atraviesa una de las crisis más potentes desde su nombramiento: "Si la derecha judicial y lo más repugnante del periodismo facha y progre atacan con tal virulencia a Irene Montero, simplemente están reconociendo lo que significa en este país. Gracias compañera".

Iglesias también ha retuiteado otros mensajes en la férrea campaña de defensa que ha iniciado este viernes, como el de Raúl Solís: "Las críticas contra Irene Montero proceden del territorio de la inconsciencia, donde habitan los miedos, los traumas y las emociones no resueltas de una sociedad. Irene Montero es un espejo".

La paz reina en Galapagar. Pablo apoya a Irene y demuestra así que su llama (al menos ideológica) sigue intacta después de seis años de relación sentimental, varias crisis y hasta contundentes rumores de separación (terceras personas de por medio). La última vez, en febrero. De hecho, desde entonces están melosos como nunca: besos en pleno mitin, publicaciones de familia feliz en redes sociales y hasta el saraos con comilona y bailes como el resto de los mortales.

comentariosicon-menu4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

ANALISTA DE HECES
A Favor
En Contra

VAYA PAR DE PATADAS EN LA CABEZA QUE TIENEN ESTE PAR DE SERES

Puntuación 3
#1
Usuario validado en elEconomista.es
andyboo
A Favor
En Contra

Siempre son los fachas los culpables, son la perfección personificada, como puede votar la gente a semejantes engendros.

Puntuación 6
#2
Potemos Trampa de Infiltrados, Bots e Informantes Policiales
A Favor
En Contra

No es machismo un hombre ajeno al trabajo de su mujer hablando por ella?

Puntuación 6
#3
españistan
A Favor
En Contra

¿Ahora este vive en un pisito?

Puntuación 1
#4