Famosos

Todo al negro para los 'Women of the Year': de Tamara Falcó a Juana Acosta (con permiso de Mar Flores)

La revista Harper's Bazaar ha reunido este miércoles a la jet-set madrileña para celebrar la entrega de los premios Women of the Year 2022. No había dress-code más allá del sentido común pero parece que las invitadas se han puesto de acuerdo en una cosa: el negro. El color de la elegancia y la sofisticación ha tomado la alfombra roja en la que ha destacado, sin embargo, una impresionante Mar Flores de rojo pasión.

La modelo ha deslumbrado con un vestido en corte sirena y escote palabra de honor con una intrincada flor en el centro y guantes ópera, la última tendencia de las pasarelas. Impresionante también el collar, de diamantes y rubíes, con el que ha completado el look.

Pero, como decíamos, el negro ha sido el color por excelencia de la noche. Lo han lucido desde Tamara Falcó (con diseño de corte clásico, manga abullonada y escote transparente) hasta Esther Cañadas (con vestido ajustado y una manga a modo de capa) y Luz Casal (con un dos piezas de chaqueta ladeada y cuello barco cerrado).

También en línea clásica han posado Antonia Dell'Atte con mono fluido estampado con purpurina y abrigo bicolor de pelo; la modelo Helena Christensen, con traje de chaqueta; o la abogada y pareja de Pedro J. Ramírez, Cruz Sánchez de Lara, con un original vestido de lentejuelas con escote asimétrico, hombrera geométrica y plumas.

Más sugerentes, aunque también de negro, invitadas como Rosanna Zanetti, con un sencillo vestido de raso y escote de vértigo; Juana Acosta, con mono de escote corazón en V y adornos colgantes a modo de flecos; o Ruth Lorenzo, con diseño cruzado de estilo batín y medias de encaje.

Muy originales los looks de Eugenia Osborne, con pitillo de talle alto y torera escotada, y Alba Díaz, con falda lisa y crop-top estampado en mosaico y hombreras infinitas.

Entre las famosas que han dejado el negro para noches más serias están Mar Saura, con un diseño de rejilla, transparencia y brillos; Ariadne Artiles, con un bicolor de cola sirena y lazos al frente; y Tania Llasera, plagada de lentejuelas.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.
No ha sido posible realizar el purgado