Famosos

Tamara Falcó entierra todo vínculo con Onieva por "prescripción facultativa" y confiesa que está "bien gracias a la Virgen"

Tal y como adelantamos en primicia, Tamara Falcó ha reaparecido este martes para presentar su nueva colección con Pedro del Hierro. La marquesa de Griñón ha vuelto al frívolo, materialista (y bien pagado) mundo de la moda tras pasar unos días de ocio en Qatar. Estuvo en un concierto de su hermano, también con su hermana Ana y en la boda de su gran amigo Khali El Assir, sobre la que este martes hemos dado más detalles en exclusiva.

En esta presentación, celebrada en Madrid, Tamara ha hablado de su ruptura con Íñigo Onieva. Aunque la hija de Isabel Preysler y Carlos Falcó dice haber roto todos los lazos que la unían él (lo ha borrado de sus redes sociales y no quiere ni oír hablar de su frustrada historia de amor), no ha hechos oídos sordos a las preguntas sobre él y su nueva etapa, en la que está compuesta y sin novio. 

"Ha habido un momento, pero ya ha pasado un tiempo. He estado con mi hermana en Doha, me lo he pasado pipa. He estado de concierto, era la primera vez que bailaba… He salido a cenar, he tenido la boda de mi mejor amiga, no iba a estar sentada en una silla. Esto es raro, va y viene, pero la verdad es que estoy bien", ha asegurado en el evento, celebrado en Madrid.

En el mismo sentido, ha añadido: "Yo tengo la misma vida. Tenía una vida estupenda y no tengo por qué cambiar de vida. A mí mi vida me encantaba y no está definida por una pareja".

Al mismo tiempo, ha dejado claro que no hay segundas oportunidades para el empresario de la noche: "Creo en las segundas oportunidades, pero seguro que la tendría con otra persona. Creo que al final se han dado unas circunstancias... A día de hoy estoy bien sola, solo pienso en mi futuro".

Así las cosas, ha desvelado que por su salud mental, lo mejor es tener cero contacto con el diseñador de coches: "La verdad es que no mantengo ningún tipo de relación con Íñigo por prescripción facultativa, que la llevo a rajatabla".


Desde que rompieran su compromiso el pasado 23 de septiembre, ha rezado con fervor para no verse superada por lo acontecido: "Para mí ha pasado ya un mes y medio, estoy bien. Ha sido más rápido gracias a la Virgen. Después del retiro, de ir a Lourdes, sentía una fuerza que no era mía. Lo he llevado de una forma que podía ser peor. Evidentemente he llorado, he tenido momentos malos, había momentos en los que no sabía muy bien qué había sucedido".

Sus seres queridos han sido esenciales para superar el bache: "Mi familia siempre ha estado a mi lado, mi hermana, mis sobrinos, que son lo máximo, mi madre... Ha sido un pilar gigante. Mis amigas... No he estado sola casi en ningún momento. He estado súper apoyada".

Lea también - El reencuentro entre Tamara Falcó y Jordi Cruz cuando ella todavía estaba con Íñigo Onieva: "Siento nervios"

Ahora solo mira hacia delante y, en el camino que le queda por recorrer, prefiere estar sola que mal acompañada: "No tengo miedo a quedarme soltera. Con una buena pareja se está fenomenal, pero yo solo también estoy fenomenal. No me preocupa la llamada de la maternidad. Me encantan los niños, pero son fruto del amor. Me gustaría compartirlo con alguien, no siento la suficiente necesidad. Yo con mis sobrinos estoy encantada. Si no es en pareja, no tendría hijos", ha sentenciado.

La aristócrata, que trata de sacar de su retina el beso de Íñigo con otra mujer en Nevada, es la encargada de presentar la nueva colección de Pedro del Hierro, la firma del grupo Cortefiel con la que trabaja y para la que el año pasado diseñó algunos modelos de verano, con mucho éxito, por cierto. Eran vestidos muy sexys, bonitos y de evidente buen gusto. En esta ocasión, Tamara ha confeccionado una nueva colección cápsula con modelos otoñales y festivos.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments