Famosos

Jennifer Aniston se sometió a fecundación in vitro para ser madre: "He intentado de todo"

Jennifer Aniston lo confirma. Intentó ser madre de todas las formas posibles, incluso con fecundación in vitro, pero desmiente que fuera la falta de hijos la razón por la que su matrimonio con Bratt Pitt se acabó en 2005. El señalamiento público como culpable de preferir su carrera a la maternidad agudizó su sufrimiento.

Lea tambiénBrad Pitt pide perdón a su ex, Jennifer Aniston, tras dejarla por Angelina

Aniston reconoce que ha pasado muchos años luchando contra la infertilidad: "Todos esos años y años de especulación fueron realmente difíciles. Estaba sometiéndome a un proceso de fecundación in vitro, bebiendo tés chinos, lo que fuera, estaba intentándolo todo. Habría dado cualquier cosa si alguien me hubiera dicho: 'Congela tus óvulos. Hazte un favor'. Pero, simplemente, no lo piensas. Así que aquí estoy. El barco ha zarpado".

Quien fuera la inolvidable intérprete de Raquel en Friends deja muy claro que sufrió una gran presión cuando la opinión pública interpretaba que prefería su carrera como actriz antes que la maternidad, mientras estaba casada con el también ex marido de Angelina Jolie, Brad Pitt: "Estaba tratando de quedar embarazada. Fue un camino desafiante para mí, el camino de hacer bebés", dice Aniston en una entrevista para la revista Allure.

La rubia más entrañable de Hollywood añade que al dolor personal de no conseguir ser madre se unía la presión externa: "La narrativa de que yo era simplemente egoísta", sin embargo ahora asegura que "No me arrepiento de nada. De hecho, siento un poco de alivio ahora porque ya no hay más, '¿Puedo? Quizás. Quizás. Quizás.' Ya no tengo que pensar en eso", concluye. 

Asegura que lo pasó mal, porque prensa y público insistían en que "solo me importaba mi carrera. Y Dios no quiera que una mujer tenga éxito y no tenga un hijo. Y la razón por la que mi esposo me dejó, por la que rompimos y terminamos nuestro matrimonio, fue porque no le daría un hijo. Fueron mentiras absolutas. No tengo nada que esconder en este momento".

La protagonista de grandes títulos de comedia reconoce el dolor que sufrió durante años y cómo decidió luchar para obtener más respeto: "Me frustré tanto. De ahí el artículo de opinión que escribí (para The Huffington Post en 2016, criticando a los medios por su obsesión con que ella estuviera embarazada y su trato a las mujeres, en general). Pensé: 'Tengo que escribir esto porque es muy enloquecedor y no soy sobrehumana hasta el punto de no dejar que penetre y duela'".

En el artículo Aniston decía: "Para que conste, no estoy embarazada. Lo que estoy es harta". En lsu última entrevista, la estrella de 53 años hace un alegato feminista: "No necesitamos estar casadas o ser madres para estar completas. Podemos determinar nuestro propio 'felices para siempre' para nosotras mismas".

Además de con Bratt Pitt, Jeniffer estuvo casada con el también actor, director y guionista nortamericano Justin Theroux de 2015 a 2017, época en la que los ataques y señalamientos se trasladaron a las redes sociales. Según la actriz: "Simplemente cambió de manos en cierto modo. Y no sé por qué hay una racha tan cruel en la sociedad. A menudo me pregunto en qué se divierten".

Lea tambiénJennifer Aniston planta cara a los 'haters', que le reprochan haber elegido "trabajar en vez de ser mamá"

La  estrella de The Morning Show solo se ha abierto un perfil de Instagram, hace tres años, para contar el lanzamiento de su línea de cuidado de cabello LolaVie, porque ve las redes como una auténtica tortura.

Ante la pregunta de si se volvería a casar deja abiertas todas las posibilidades: "Nunca digas nunca jamás, pero no tengo ningún interés. Me encantaría una relación. ¿Quién sabe?" aunque reconoce que "hay momentos en los que quiero arrastrarme como una pelota y decir 'Necesito apoyo'. Sería maravilloso volver a casa y caer en los brazos de alguien y decir: 'Ese fue un día difícil'" confiesa.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments