Famosos

Kiko Rivera deja de poner excusas y sale de casa tras el ictus: "Ahora ya no me asfixio"

Kiko Rivera retoma poco a poco la normalidad tras el ictus que sufrió el pasado 21 de octubre. Este lunes, por primera vez desde que fuera dado de alta, ha salido de su casa para dar el paseo que tanto le aconsejaron los médicos (y que ha ignorado hasta ahora) y lo ha hecho en compañía de su mujer, Irene Rosales.

Lea también - Kiko Rivera estalla y desmiente que vaya a dar una exclusiva para vender su ictus: "Mi salud está por encima"

El Dj, tapado con una capucha y unas gafas de sol para ocultar la parálisis parcial de su rostro, ha caminado hasta el colegio de sus hijas Ana y Carlota: "Estoy disfrutando de las cosas sencillas, que las echaba de menos", ha dicho. Visiblemente más delgado, Kiko ha contado que se encuentra "bien", aunque aclara que por el momento "no puedo decir que esté al 100 por 100. Vamos a poner un 95".

A buen paso, y bromeando con que "ahora no me asfixio", el hijo de Isabel Pantoja ha confirmado que lleva casi "20 días sin fumar" y ha reconocido que es una de las mejores decisiones que ha podido tomar en esta nueva etapa de su vida en la que, como asegura, se está tomando muy en serio tanto su alimentación como la práctica de deporte: "Siempre he sido un gran fumador, vosotros me veíais todos los días, y ahora me siento bien, lo llevo bien".

Simpático y sonriente, Kiko ha evitado pronunciarse sobre cómo está su relación con Isabel Pantoja, dejando en el aire si ha habido o habrá un próximo acercamiento, pero sí ha dejado claro que afronta esta nueva etapa con energía y felicidad: "Hay que mirar p'alante".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud