Famosos

Esther Doña cuenta los detalles de su relación con Pedraz: "Un miembro más"

Llegó el día. Tras una semana cebando la exclusiva de Esther Doña sobre su ruptura con el juez Santiago Pedraz, la viuda del marqués de Griñón se ha sentado por primera vez en un plató de televisión para dar su versión de la historia. Afirma que lo ha pasado muy mal con la ruptura y está muy dolida: "Me ha hecho daño a mí y a mi familia, porque en mi casa lo trataban como un miembro más".

Sentada en un sofá con Sonsoles Ónega y su inseparable perrita Chloe, Doña ha desvelado que su romance con el magistrado fue muy intenso: "Nuestra relación ha sido muy pasional, hemos pasado mucho tiempo juntos y eso acentúa las diferencias. Ha sido una parte muy importante de mi vida, creí que estábamos hechos el uno para el otro pero luego me di cuenta de que éramos incompatibles", ha relatado. "Me pidió matrimonio en Menorca. Estábamos con unos amigos cenando y cuando volvimos al hotel me entregó una carta donde me hacía la propuesta y me aseguraba que mi madre había dado su bendición. Fue muy bonito".

Todo se torció unos días después: "Tuvimos una discusión, para mí fue una pelea más, aunque de momento no voy a desvelar el contenido ni la razón de la misma. Después llegó el whatsapp. Yo creía que era un arrebato pero luego vi que no. No hubo explicaciones, nunca me las ha dado y luego me he enterado que es su modo de operar". Y explica: "Había hecho cosas parecidas con anteriores parejas y yo le pedí que por favor no lo hiciera conmigo. Me dijo que jamás, que estaríamos juntos siempre".

El escándalo de la portada

Doña afirma que no esperaba la separación: "Creí que era un arrebato y que se el pasaría", cuenta. "Teníamos diferencias, él tenía unas aspiraciones, yo otras... Lo normal en una pareja, se habla, se cede... Cuando salió la portada anunciando la boda, él llamó para decir a la revista que habíamos roto, ¿por qué no lo hizo antes de que saliera? Porque él tenía el contacto y tenía clara la ruptura, yo no", ha dicho. "Lo hizo para hacerme daño, si no, no lo entiendo".

Sin embargo, con el tiempo, agradece lo ocurrido: "Hubiera sido un fracaso de matrimonio así que mejor romper ahora. Viéndolo con perspectiva, estoy de acuerdo en que éramos muy distintos, hubiera sido absurdo casarnos, pero no estoy de acuerdo con las formas. Las cosas hay que hacerlas bien. Yo lo he pasado muy mal. Yo jamás rompería una relación así ni lo aceptaría de ningún amigo mío, todos necesitamos una explicación". Tanto, que Esther se atreve a afirmar: "Ni la muerte de Carlos ni la de mi padre, los dos por el covid, me dolieron tanto. La indiferencia, la falta de explicaciones... Es muy duro".

La ex modelo asegura que le desea felicidad a Pedraz ahora que ha pasado la tormenta, pero sigue teniendo varias espinitas dentro: "Solo ha pensado en él, no en el daño que hace, no solo a mí sino a mi familia, que le han tratado como un hijo más". Y añade: "Me parece una provocación que vayas a un evento y lo hagas con una mujer, yo tendría más prudencia. Dice que son amigas de toda la vida, pero yo no las conozco. Tiene derecho a hacerlo, pero yo no lo haría".

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments