Famosos

"La prevención es vida": Kiko Rivera, roto tras el ictus, se quita malos hábitos para comenzar de cero

A raíz del ictus que sufrió durante la madrugada del pasado 21 de octubre, Kiko Rivera ha tomado conciencia. El pequeño del alma de Isabel Pantoja ya es consciente de que algunos de sus hábitos no le llevaban por buen camino, y ha tomado una importante decisión.

En este sentido, el pasado sábado 29 de octubre escribió en Instagram: "La prevención es vida". Lo hizo con motivo del Día Mundial del Ictus.

Lea tambiénKiko Rivera recibe una emocionante sorpresa en plena recuperación tras sufrir un ictus: "Soy feliz"

Kiko, que recibió el alta el lunes 24, tiene claras sus intenciones: quiere dejar de fumar, algo que ya intentó sin éxito en un par de ocasiones, en 2017 y el año pasado. A partir de ahora, también se centrará en cuidar su alimentación siguiendo las recomendaciones del médico y los especialistas. "Ahora toca cuidarse y pensar en mí", escribió en redes tras salir del hospital. 

Las otras enfermedades que arrastra Kiko Rivera

El hijo de Paquirri desveló hace unos meses que fue diagnosticado con diabetes, una enfermedad que heredaba de su madre y de su tío Bernardo Pantoja. Además, el DJ sufre de gota desde hace años, una dolencia que le produce muchas molestias en las extremidades inferiores. Un ataque de gota, de hecho, le obligó a dejar su aventura en Supervivientes 2011.

A ello se suman los problemas que ha tenido con su adicción a las drogas. "He sido drogadicto como la gente sabe. He podido llegar a consumir entre cuatro y cinco gramos al día", explicó en Planeta Calleja el año pasado. En el mismo programa también contó que se gastó "alrededor de cuatro millones de euros sin comprar casas, sin invertir. Una ruina".

Los apoyos de Kiko

En su nueva vida, cuenta con el incondicional apoyo de su esposa, Irene Rosales, y con el cariño de sus tres hijos, Francisco (fruto de su relación con Jéssica Bueno) y las pequeñas Ana y Carlota. Entre sus familiares, también hace buenas migas con su prima Anabel, que le visitó en el hospital.

Lea tambiénNuevo varapalo para Kiko Rivera tras el ictus: pierde su demanda de 150.000 euros contra Bibi de Las Mellis

En cuanto a Isabel y la joven Isa, no las quiere ver ni en pintura. Kiko no permitió que le visitaran en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde ingresó tras el ictus, ni en su casa tras el alta: "Mi madre no va a venir y mi hermana muchísimo menos", escribió. La tonadillera, angustiada, tan solo pudo hacer una videollamada con él mientras estaba ingresado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud