Famosos

El beso de Harry Styles y Florence Pugh que desató la ira de Olivia Wilde: el escándalo que enciende Hollywood

Mucho se ha hablado del mal rollo que hay entre Olivia Wilde y Florence Pugh desde que trabajaran juntas en el rodaje de No te preocupes querida, la película en la que la primera es la directora y, la segunda, la protagonista. Sin embargo, hasta ahora no había salido a la luz el origen de su mala relación.

Lea también: Tamara Falcó no quiere cuentos: rompe "todo tipo de puentes" con Íñigo Onieva pese a los lloros de él

Según The Sun, todo empezó cuando Wilde se enteró que Pugh y Harry Styles habían tenido un affaire semanas antes de que el cantante británico iniciara una relación con ella. "Una noche se besuquearon un poco. Harry y Florence tuvieron química desde el principio", aseguró una fuente al citado medio.

"Un par de miembros de la producción hablaron sobre el asunto, de lo contrario nadie se habría enterado. Harry estaba soltero en ese momento y Florence se había separado de Zach Braff, aunque había mantenido la ruptura en secreto para, irónicamente, evitar llamar la atención. No hubo engaño ni mala conducta por parte de nadie", señaló.

Poco tiempo después, se difundieron unas fotos de Olivia Wilde y Harry Styles de la mano que confirmaron su romance. En noviembre de 2020, People anunció la ruptura de la directora y el padre de sus dos hijos, el actor Jason Sudeikis, con quien comenzó a salir en 2011 y se comprometió en 2013, aunque nunca llegaron a casarse.

Desde entonces, la actriz de Doctor House, de 38 años, y el músico, de 28, han sido fotografiados en diversas ocasiones, pero tratan de llevar su romance en la más absoluta intimidad. "No voy a decir nada al respecto porque nunca he visto que una relación se beneficie de ser arrastrada a la arena pública. Ambos hacemos todo lo posible para proteger nuestra relación. Creo que es por experiencia, pero también por un profundo amor", declaró Wilde en una entrevista a Variety.

El mal rollo de Olivia Wilde y Florence Pugh en Venecia

La distante relación de Olivia Wilde y Florence Pugh se evidenció en el Festival de Venecia el pasado mes de septiembre. Actriz y directora evitaron el contacto visual delante de las cámaras y todos los presentes en la alfombra roja del evento del cine. Ni una mirada, ni una sonrisa, ni un gesto de complicidad. En la foto grupal del reparto, ambas se posicionó lejos de la otra.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments