Famosos

Pablo Urdangarin se deshace en elogios hacia sus padres: "He podido aprender mucho de ellos"

El hijo de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin está viviendo un auténtico sueño desde que se convirtió en jugador titular del primer equipo del Barça de balonmano. Pablo, de 21 años, es consciente del papel que han jugado sus padres en ello.

Lea también: Pablo Urdangarin gana por goleada a su primo Froilán en la balanza de Zarzuela: los Reyes se hartan de los Marichalar

Sobre todo, porque le han insistido en la importancia estudiar y formarse académicamente mientras avanza en su carrera deportiva: "Yo he podido aprender mucho de mis padres. Mi padre, por ejemplo, también ha sido deportista y ha tenido que estudiar a la vez que jugaba a balonmano. Y siempre he tenido a mis padres diciéndome que es muy importante porque nunca sabes cuándo puede pasar algo o cuándo se te puede acabar la carrera deportiva", dijo en una entrevista con BarçaTv.

En este sentido, habló de sus estudios: "Estoy estudiando una carrera de Sport Management en la en la Universidad Europea de Barcelona. Hago mis estudios en inglés. Es una carrera que empecé en Nantes y que pude seguir estudiando cuando me mudé a Barcelona. Si lo traduzco al español, es como administración de empresa pero relacionado con el deporte. Tienes varias asignaturas que son muy parecidas a las que puede hacer un estudiante de ADE pero más relacionado con el deporte. Estudiar es algo muy necesario para un deportista, es algo que siempre vas a necesitar y que te ayuda no solo a nivel educativo sino también como persona".

Además, destacó la ilusión que le hace estar en el equipo blaugrana: "De pequeño siempre veía el Barça como una meta muy lejana, pero me focalizaba en los pequeños pasos que tenía delante de mí, aprovechaba cada oportunidad que tenía hasta que llegué aquí y poco a poco pude cumplir ese sueño que tenía".

El matrimonio roto de la infanta Cristina e Iñaki

Un paseo romántico de Iñaki Urdangarin con su compañera de trabajo Ainhoa Armentia por una playa de Bidart dinamitó los 24 años de unión del ex duque de Palma y la infanta Cristina. Unas imágenes que causaron un inmenso revuelo mediático durante semanas en la tranquila Vitoria.

Meses después de aquello, siguen casados ante Dios y ante el juez, aunque cada uno con su vida. Tienen pendiente firmar el divorcio definitivo y trascendió hace unas semanas que sus cuatros hijos, Juan, Pablo, Miguel e Irene, están abogando por su padre ante su madre para que no le deje desamparado económicamente.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments