Famosos

Una viuda, cuatro hijos y una fundación solidaria: el magnífico legado de Spiriman

El doctor granadino que se convirtió en viral tras sus protestas sanitarias a favor de la sanidad pública en redes sociales ha fallecido este viernes a los 46 años. Desde hacía dos, Jesús Candel, más conocido como Spiriman, luchaba contra un cáncer de pulmón con metástasis que le dio un respiro pocos meses después de comenzar el tratamiento, pero que regresó con más fuerza. Su muerte ha dejado destrozados a sus seguidores y amigos, que superaban el medio millón en Instagram, pero especialmente a su mujer, ahora viuda, y los cuatro hijos que compartían.

Spiriman era muy reservado con su vida privada pero presumió del amor de su vida en alguna ocasión. Se conocieron en la universidad, mientras cursaban la carrera de Medicina, y fue ella quien lo animó a seguir adelante cuando él estuvo a punto de tirar la toalla. "Estoy casado con una mujer que me da mil vueltas en todo y a la que quiero con locura", dijo él. "Mi mujer tiene unos ojos verdes de ensueño y cuando escucho esta canción me pongo cachondón. ¡Ayyyyyyy! ¿Qué haría yo sin ella? Si estoy vivo es por ti, mi amor. Te quiero y adoro, ojos verdes".

Tenían cuatro hijos, a los que el doctor Candel adoraba: Jesús, Álvaro, Eugenia y Antonio, todos ellos fans de los superhéroes de Marvel, tal y como su padre contó en una ocasión. En los últimos meses, ellos se convirtieron en su mayor apoyo: "Ahora, toda esa energía chinchadora que reside en mí, se la dedico a mis hijos", bromeó tras ser diagnosticado.

El pasado mes de julio, en pleno tratamiento de quimioterapia, compartió una foto, tomada por su mujer, mientras caminaba con sus hijos por las dunas de la playa de Bolonia (Cádiz): "Me quedo con que lo intenté, que estuve arropado por mis hijos, que ellos subieron y que yo los pude ver. Le pido a ese Dios que está dentro de cada uno, que me dé fuerzas para venir el año que viene, para seguir viéndolos desde en medio, desde abajo o acompañando a mi mujer mientras lee un libro. Tengo tantas ganas de vivir y verlos crecer, que escribo este texto entre lágrimas y una profunda emoción que me hacen sentir que este puto cáncer no va a poder conmigo".

Unos meses antes, en diciembre, ya les dedicó un precioso mensaje tras una caminata por el campo: "Ellos ahora caminan. Yo voy detrás viéndoles crecer. Ellos harán su camino. Yo iré detrás para recordarles lo que les enseñé. Yo sigo mi camino. Ellos son la fuerza que me hacen vivir y creer. El amor de un hijo es para mí la cosa más GRANDE del mundo que se puede tener".

Las redes sociales se han llenado de mensajes de condolencia al conocerse el fallecimiento de Spiriman y muchas caras conocidas han querido enviar sus condolencias y cariño a la familia, como Paz Padilla o Esther Arroyo. 

Serán todos ellos los que continúen con la labor de Spiriman, que en sus últimos meses estaba dedicado a su fundación, UAPO (Unidad de Apoyo a Pacientes Oncológicos). A través de ella trataba de paliar los efectos del cáncer y de sus tratamientos a través del deporte y la fisioterapia para el bienestar del paciente.

comentariosicon-menu3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Diego desde Tabarnia
A Favor
En Contra

Pues me sabe muy mal, la verdad. Que D.E.P.

Puntuación 9
#1
XYZ
A Favor
En Contra

Te echaremos mucho de menos. Gran luchador hasta el fina de tus días. Un abrazo a tu familia.

Puntuación 9
#2
CARLOS
A Favor
En Contra

Este man se "quemó" en la pandemia.Se le veía muy estresado,fumaba mucho y quizás también se haya alimentado mal.Sea como sea aprecio tus vídeos en plena crisis del COVID.Decansa en paz!!

Puntuación 4
#3