Famosos

Pedro Trapote, "más tranquilo" tras el derrame de Begoña García Vaquero: "Ya la ha visto caminar"

Begoña García Vaquero, esposa del empresario Pedro Trapote, se encuentra recuperándose del derrame cerebral sufrido hace días y del que informábamos este martes en primicia.

Fuentes familiares consultadas por este portal nos tranquilizan. Si bien explican que fue un "susto horrible", nos aclaran que "ya está en planta y fuera de peligro". Las mismas fuentes señalan que "Pedro (Trapote) lo ha pasado realmente mal y aún está aterrado y dolorido por el disgusto", aunque "algo más tranquilo porque la ha visto caminar". Toda la familia respira después de estos días tan complicados y esperan que "en unos días la mandan a casa".

Como adelantábamos este martes, Begoña percibió hace tres días, durante la noche, una sensación extraña que le impedía hablar. Y dándose cuenta de que podía tratarse de un tema cerebral, pidió que la trasladaran de inmediato al hospital. Sergio, el hijo médico de su marido, también reaccionó enseguida y el accidente cerebrovascular pudo atajarse a tiempo.

Ahora, la cuarta esposa del empresario de discotecas tan míticas como Joy Eslava o Teatro Barceló, el antiguo Pachá de Madrid, y dueño también de la mítica Chocolatería de San Ginés, se recupera en planta después de su paso por la UCI.

Begoña García Vaquero es, a sus 52 años, una socialité muy conocida en Madrid y Marbella, donde el matrimonio pasa el verano y tiene una casa, en la que a veces descansan también el ex presidente Felipe González y su actual esposa, Mar García Vaquero, hermana de Begoña.

Pedro Trapote, un hombre muy apreciado por su trato sociable y generoso, sufrió en abril de 2021 la repentina pérdida de su hijo mayor, Pedro, de 52 años, ganadero, que vivía en la finca Las Majadillas, en Sevilla, en la que mantenía las ganaderías de Toros de la Plata y Herederos de Antonio Ordóñez. Un infarto acabó con su vida cuando estaba descansando tranquilamente después del almuerzo (en la imagen, el segundo por la izquierda).

Divorciado de Diana Dominguín y padre de dos hijos, su pasión por la tauromaquia le llevó a dejar Madrid y vivir en el campo, entregado a su finca y sus toros. Para su padre, esa pérdida fue un golpe durísimo, del que se recupera junto a su familia. Ahora, Pedro Trapote celebra que este susto en la salud de su esposa ha sido afortunadamente superado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud