Famosos

Íñigo Onieva contraataca para frenar su linchamiento: busca asesoramiento legal, medita demandar y su padre le ayuda

Es el hombre de moda, probablemente muy a su pesar. Íñigo Onieva se ha convertido en el hombre más buscado de España tras el escándalo generado por el vídeo del beso.

Lea también Tamara Falcó se gana al polémico cura de Valdepeñas, que la pone de ejemplo en misa: "Se ha defendido como cristiano"

El ex novio de Tamara Falcó ya sabe el nombre concreto de la persona que le traicionó, posiblemente por una cuestión de celos. De momento se ha refugiado en casa de un amigo en la madrileña urbanización de La Finca, zona residencial blindada y de difícil acceso, puesto que solo se puede entrar por expresa invitación de un propietario.

Antes había estado en casa de su madre, en La Moraleja, el inmueble al que trasladó sus pertenencias tras abandonar la casa del barrio de Chueca donde convivió, al menos los fines de semana, con quien llegó a ser su prometida durante unos pocos días, un inmueble que está a nombre de Tamara. Cuentan desde su entorno que está "muy desubicado", que no se fía más que de cinco o seis personas muy cercanas. El dice que todavía quiere a Tamara, que se encuentra mal por haberla perdido y sobre todo se tira de los pelos de sus primeras explicaciones tras salir el vídeo del beso en Burning Man, cuando mintió y trató de engañar argumentado que eran imágenes de 2019.

Íñigo Onieva cuenta en este momento con el apoyo de su familia, que ha hecho piña en torno a quien parece un villano, aunque su presunto pecado haya sido tan común y habitual como cometer una infidelidad y negarla, lo cual no es un delito.

Carolina Molas, su madre, su hermana la actriz Alejandra Onieva y su hermano Jaime han sido objeto de deseo de reporteros, con cámaras y luces, apostados en la mansión familiar de La Moraleja. Todos ellos han sorteado como mejor han podido la presión y la tensión que supone estar literalmente rodeados, que les pongan micros en la boca y les lancen cataratas de preguntas todas y cada una de las veces que entraban o salían de su vivienda.

También han tenido que ver y escuchar en televisión las constantes descalificaciones hacia Onieva, incluso después de haber reconocido sus errores y sus mentiras, haber mostrado arrepentimiento y haber pedido perdón.

Pero los dardos que más han herido a Íñigo y a su familia han sido los que han nacido de la boca de la propia Tamara Falcó. La ex prometida de Onieva primero ignoró los distintos avisos que la prevenían de la supuesta conducta inapropiada de su novio, en el que tenía plena fe y confianza como para poner "las dos manos en el fuego", tal y como dice textualmente la marquesa en la docuserie de Netflix que protagoniza y en la que por cierto Onieva juega un papel muy relevante. Tamara dice que ella perdona pero a la vista de lo que dice más bien parece que aún no ha procesado el daño sufrido, de ahí que repita en público que Onieva le "da pena" o cosas peores, propias de una persona con más ganas de venganza que de perdonar. En su discurso arrastra por el fango a quien hasta hace poco era el amor de su vida. Un linchamiento desproporcionado dado que, como todo el mundo sabe, Íñigo Onieva no solo no ha matado a nadie sino que ha cometido un pecado cotidiano, que está a la orden del día.

Tamara ha pasado de ser aplaudida por su valentía y sus primeras reacciones tras hacerse público el vídeo y consumarse la ruptura del compromiso a ser fuertemente criticada por descalificar algunos "tipos de sexualidad" que ella no considera normales. Amigos de Tamara homosexuales no quieren declarar públicamente contra ella pero en privado nos dicen que "o bien se ha explicado mal" o bien que "está mal aconsejada".

Lea también - El discurso incendiario de Jorge Javier abrasa a Tamara Falcó, a la que acusa de homófoba: Dracarys

Onieva está harto de esconderse o más bien refugiarse del tsunami que le atropella y acaba de recibir la visita de su padre, residente en México, que viajó el pasado fin de semana a Madrid para ayudarle a buscar el asesoramiento que tanta falta le hace a su hijo.

Onieva busca el mejor modo de gestionar su imagen y medita sus próximos pasos con los consejos de expertos. Tampoco descarta una vez haga las consultas oportunas, llevar a cabo las acciones legales encaminadas a frenar la tormenta mediática que le ha caído encima y a poner coto a algunos comentarios, así como a la continua difusión de escenas que protagoniza. Onieva quiere averiguar por el momento si se ha atentado contra su intimidad, se ha vulnerado su derecho al honor o si su imagen ha sido perjudicada.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments