Famosos

Carla Vigo, sobrina de la reina Letizia, reparte propaganda en la calle: "Tengo que hacerlo para ganarme un dinero"

Como tantas otras jóvenes que buscan labrarse un camino en el complicado mundo de la interpretación, Carla Vigo tiene que desempeñar otros trabajos mientras lucha por conseguir su sueño. Ni ser sobrina de la reina Letizia te abre las puertas de par en par (aunque seamos sinceros, algo ayuda).

Lea también Los haters hunden a Carla Vigo: "Quizás no soy suficiente para hacer bien mi trabajo"

En cuanto a su situación, se ha comentado que la vieron repartiendo propaganda en una zona comercial. Al respecto, la sobrina política de Felipe VI ha comentado: "Es verdad que estuve realizando esa labor, pero tengo muy claro que mi futuro está en el mundo artístico", ha asegurado en La Razón.

En este sentido, la hija de la desaparecida Érika Ortiz ha explicado que sigue con sus proyectos adelante y que no ha tirado la toalla: "Voy a intervenir en un cortometraje dirigido por mi amiga Josele Román y sigo estudiando baile e interpretación. Pero mientras salen nuevos proyectos tengo que hacer otras cosas para ganarme un dinero". 

Mientras tanto, la prima de la princesa Leonor y la infanta Sofía sigue viviendo con su novio "en la casa de sus padres". La situación todavía no les permite emanciparse: "Seguimos allí de momento".

Lea tambiénCarla Vigo revela que la relación con su tía doña Letizia "está bien" y que sus primas Leonor y Sofía son "muy graciosas"

En agosto, Carla Vigo se llevó un disgusto profesional. La obra que estrenaba en Madrid fue cancelada. Se trataba del musical The beautiful dream of life, con Rafael Amargo, con la que iba a pisar las tablas del Teatro Marquina hasta finales de agosto. Afirmaron que las  "discrepancias con el director", que renunció a su puesto, fueron el motivo de la repentina cancelación. Con Amargo, la joven ya había trabajado en Yerma.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

io
A Favor
En Contra

Es un trabajo tan decente como cualquier otro.

Puntuación 14
#1
das
A Favor
En Contra

pedazo de zopenca con patas

Puntuación -2
#2