Famosos

Muere el padre de Ana Obregón: "Por favor cuida mucho de mi hijo hasta que llegue", dice la actriz

A sus 67 años, y tras sufrir las pérdidas de su hijo y su madre, Ana Obregón perdió este viernes a su padre, Antonio García, de 96 años, tal y como anuncia la propia actriz en su cuenta de Instagram. "Las tres personas que más quiero en mi vida no estáis aquí conmigo y te juro, Papá, que no sé cómo lo voy a hacer", dice la artista.

"Anoche nos dejaste. Fue como un rugido que surcó el cielo para reencontrarte con Mamá, el amor de tu vida y con mi hijo, tu nieto preferido. Has vivido 96 años; difíciles en tu infancia cuando tuviste que empezar a trabajar durante la guerra cuando apenas eras un niño de 12 años limpiando pocilgas, pero con tu pasión y tu trabajo incansable durante 70 años conseguiste crear una gran empresa. Por eso recibiste una merecida Medalla al mérito del trabajo.

He coleccionado millones de momentos únicos contigo que guardo tatuados en mi corazón y que ahora utilizaré para poder seguir respirando porque en dos años me habéis dejado huérfana de padres y de hijo. Ahora las tres personas que más quiero en mi vida no estáis aquí conmigo y te juro, Papá, que no sé cómo lo voy a hacer. Es un privilegio y un gran honor ser tu hija. Gracias Papá por tanto. Te quiero infinito. Por favor cuida mucho de mi hijo hasta que llegue. Eternamente juntos,

Tu hija Ana", se despide.

Ya el pasado miércoles, la madre de Álex Lequio brilló por su ausencia en el estreno de Mi otro Jon, la película de Paco Arango que le ha devuelto la oportunidad de reencontrarse con su carrera de actriz. Muy pocos sabían por qué eludió el compromiso. Ana es una incondicional de la Fundación Aladina, creada por Arango para ayudar a niños enfermos de cáncer. Resultaba extrañísima la ausencia.

Se especuló con que podría estar enferma, pero nada más lejos de la realidad. La respuesta la podemos encontrar en el domicilio paterno. Su padre tuvo un achaque y su hija decidió quedarse a su lado. Su progenitor era hasta este viernes el gran amor de su vida, cualquier cuidado era poco, Ana adoraba a Antonio, se lo demostraba con creces. Y era su prioridad absoluta.

Una fuente cercana a la familia García Obregón adelantaba ya este miércoles a Informalia la situación: "Todos estamos muy preocupados por la salud de Antonio, y Ana la primera, y cualquier síntoma extraño hace saltar todas las alarmas. Como dijo Ana hace unos meses, cree que su padre tiene ganas de reunirse con su gran amor, es decir, con su esposa, fallecida en mayo del año pasado. Antonio ha sido durante toda su vida un hombre muy familiar, un ejemplo para todos sus hijos".

Descanse en paz.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments