Famosos

Muere a los 91 años Jean-Luc Godard, leyenda del cine y emblema de la Nouvelle Vague

Francia llora este martes 13 de septiembre la pérdida de uno de sus rostros más icónicos. El director Jean-Luc Godard, todo un referente mundial del cine y de la Nouvelle Vague, ha fallecido a los 91 años.

La muerte del director, de origen franco - suizo, ha sido adelantada este martes por el medio francés Liberatión. Lo definen como un "cineasta total con mil vidas y una obra tan prolífica como proteica" y recuerdan que "deja una carrera sembrada de obras maestras y malentendidos que lo convirtieron en una leyenda en vida".

Entre sus títulos destaca especialmente Al final de la escapada, protagonizada por Jean Paul-Belmondo y Jean Seberg. Por esta cinta, estrenada en 1960, el cineasta fue reconocido con el Oso de Plata a Mejor Director en el Festival de Berlín. Se trata de una película clave en el despertar del revolucionario movimiento de la Nouvelle Vague.

Entre sus títulos más emblemáticos se encuentran otras cintas que han pasado a la historia del cine como Vivir su vida (1962), El desprecio (1963) o Pierrot el loco (1965). En su vitrina de reconocimientos también encontramos el León de Oro que ganó en Venecia en 1983, el Oscar honorífico que recibió en 2010 haciendo justicia a su carrera y la Palma de Oro especial que le fue concedida en 2018. Precisamente aquel año, en Cannes, protagonizó una de sus últimas apariciones públicas a través de videoconferencia. Le livre d'image, estrenada en 2018, fue su última película.

En lo personal, ha estado casado en dos ocasiones. De 1961 a 1967 con la actriz Anna Karina y de 1967 a 1979 con la escritora Anne Wiazemsky. El director no ha tenido descendencia.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

vio
A Favor
En Contra

Excelente película en blanco y negro, À bout de soufflé (1959) , o Al final de la escapada, también Sin aliento, marca el comienzo del nuevo cine francés, rodado directamente cámara en mano y con pocos recursos, pero con un derroche de imaginación, repleta de diálogos ingeniosos e improvisados. Excelentes las interpretaciones de unos jovencísimos Jean Paul-Belmondo y Jean Seberg con el pelo corto haciendo el papel de periodista americana que se gana la vida repartiendo periódicos. Lamentablemente después se descarriaría por completo. Película de culto e imprescindible para todo aficionado al séptimo arte. Qué la tierra le sea leve a este gran director de cine que fue un artista polifacético.

Puntuación 4
#1