Famosos

El acuerdo entre Shakira y Piqué "no ha sido posible": habrá juicio si ambos mantienen sus posturas

Hace un mes Shakira y Piqué pactaron un primer acuerdo, como adelantamos en primicia. Ya habían finalizado sus respectivas estancias en Estados Unidos, adonde viajaron por muy diferentes motivos, y se llegó a publicar que la colombiana pronto viviría allí con sus dos niños. Algunos llegaron a hablar de acuerdo definitivo.

Pero aquello lo desmentimos citando fuentes del entorno de los abogados del futbolista y la cantante, y desvelando que las negociaciones de su futuro a largo plazo estaban en un paréntesis. Shakira hizo una propuesta a Gerard Piqué muy complicada de aceptar para el central pero ambos coincidieron en darse un respiro veraniego, una tregua que sí fue aceptada.

Fuentes cercanas a los abogados de Shakira y Piqué confirman ahora a Informalia que el acuerdo entre sus clientes "no ha sido posible" y que las negociaciones son complicadas dadas las diferentes posturas a las que se aferran la cantante y el futbolista en lo referente a sus dos hijos.

Pero el acuerdo al que llegaron el jueves 4 de agosto los representantes jurídicos de ambas partes, si bien era solo temporal, demostraba al menos la buena voluntad por parte de uno y otro. De hecho, Shakira permitió que el padre de sus hijos los tuviera la mitad del mes de agosto después de tenerlos ella misma. 

Aquello dio las primeras pistas de que el jugador y la colombiana estaban dispuestos a hacer concesiones. Pero la temporada veraniega se acaba, estamos en septiembre, y los niños empiezan los colegios. Por eso ahora se han sentado de nuevo a hablar del futuro.

El comienzo de la temporada escolar ha obligado como ya adelantamos en su día a la intérprete de Barranquilla y al jugador a tomar una decisión: Milan de 9 años y Sasha de 7, han comenzado las clases en Barcelona en lugar de mudarse a Miami.

Pilar Mañé, la prestigiosa abogada que vela por los intereses de Shakira en la complicada negociación por la condiciones de la custodia por los niños, traslada y exige a Tamborero, el abogado de Piqué, las condiciones que pretende la colombiana. No están casados, y ninguno quiere el dinero del otro, pero la custodia de sus dos hijos es un tema muy delicado por cuanto Piqué, que por el momento sigue en el Barça, no quiere estar alejado de ellos. Y Shakira no desea quedarse en Barcelona. Aunque de momento se queda.

La guerra por la custodia de Milan y Sasha es, como explicamos desde el principio, el gran escollo para que la cantante y el central blaugrana lleguen a acuerdo amistoso para determinar el futuro de los dos menores. El defensa del Barça, que cuenta con los mismos abogados que ayudaron a Arancha Sánchez Vicario en una situación parecida, no está dispuesto a asumir las peticiones de Shakira y se ha plantado marcando líneas rojas. Por su parte, la artista contrató a Pilar Mañé después de renunciar a trabajar con un equipo común de expertos legales y tras agotar todas las vías amistosas.

Ambos despachos tienen mucha experiencia en la materia y en negociaciones complicadas. Si bien Shakira quiere instalarse con sus hijos en Miami, ha ofrecido un régimen de visitas muy amplio para el futbolista. Pero él se niega a que los niños abandonen Barcelona.

Lea también - Nueva imagen de Piqué y su novia azafata: es de febrero y están cogidos de la mano en un restaurante

A pesar del desacuerdo, ambos priorizan el bienestar de Milan y Sasha y trataron de agotar la vía del pacto para evitar verse las caras en un juicio. De hecho, el reparto de las vacaciones de verano funcionó. Vimos a Shakira en Cantabria, haciendo surf con sus hijos alojados en una casa a pie de playa. Piqué, por su parte, disfrutó de los niños cuando viajó con ellos a Londres para ver los entrenamientos de Rafa Nadal en Wimbledon.

Pero entre escapada y escapada, la colombiana se reunía en su casa de Esplugas de Llobregat con su abogada, considerada una de las mejores matrimonialistas de Barcelona. Por su parte, el jugador del Barça, hacía lo mismo con Ramón Tamborero, el otro famoso letrado que ha llevado con mucho éxito separaciones tan mediáticas como la ya citada de Arantxa o también la de María Lapiedra.

La abogada de Shakira defiende la decisión de su cliente de irse de Barcelona, donde solo estaba viviendo para permanecer con Piqué y los niños. Prácticamente nunca ha hecho vida social: no iba a las fiestas del Barça, ni tiene amigas propias en la ciudad, como las han tenido Antonella, la esposa de Messi, y las de otros jugadores. El argumento de la colombiana es que durante 12 años lo dejó todo (país, familia y su carrera a medio gas) "por amor a Gerard Piqué", según nos explica una fuente del círculo de la de Barranquilla. "Y él le ha correspondido siendo infiel, de forma manifiesta, desde hace más tiempo del que se ha dicho, y la ha abandonado sin tener en consideración el sacrificio de ella y su tristeza por la traición", argumenta la misma fuente. Quienes quieran quitar tensión o hablar de acercamiento entre la artista y Piqué se equivoca. Ella está devastada mientras Piqué se morrea con su nueva novia, que se burla de ella bailando al ritmo de Shakira en ropa interior. Tampoco ayuda que la de Barranquilla lea que la veinteañera Clara Chía y su ex llevan juntos más de un año, o que es una más de la familia Piqué o que conoció a sus suegros en junio de 2021, o que el padre de sus niños y su nueva novia ya viven juntos. Aunque también es cierto que se han publicado muchas mentiras.

Shakira quiere irse a Miami con sus hijos, retomar su carrera de estrella latina y rehacer su vida personal. En los ambientes cercanos tanto al central culé como a la madre de sus hijos coinciden en que en principio querían a toda costa llegar a un acuerdo pero que la distancia de las posturas hace que sea muy difícil y que esté más cerca el juicio para determinar las condiciones de la custodia de los niños.

Muro en el jardín

Piqué estallaba este jueves y enviaba un comunicado para pedir medidas cautelares con el fin de proteger a los niños y evitar que se publiquen ciertas fotografías y rumores. Se difundió por ejemplo que la intérprete del famoso Waka Waka había levantado un muro para separar su jardín del de los padres del jugador, jardín que comparten las dos viviendas. Pero aquello era falso, como desmentimos.

Uno de los amigos de la familia del futbolista, que estuvo en la casa familiar de los Piqué, nos contó que "el precioso jardín sigue como siempre, con una piscina en medio de las dos propiedades, y no hay ninguna pared que las divida". La propia artista colombiana, al saltar la noticia, aseguró a sus ex suegros que nunca había tenido intención de levantar una barrera física entre las dos casas. A la de los padres de Gerard se accede por un ascensor de cristal, que todavía utilizan los niños para visitar a sus abuelos.

El viernes 19 de agosto, los hijos del futbolista y la cantante regresaron a la casa de su madre después de pasar unos días con el jugador del Barça. La estancia de Sasha y Milan con su padre fue parte del acuerdo al que llegaron los respectivos abogados de la cantante y del deportista en el mes de julio y que permitió a la colombiana llevar a los niños de vacaciones a Cabo San Lucas, en México, y a distintos puntos de Estados Unidos, como California y Miami, donde Shakira tiene una magnífica mansión. 

Ni siquiera conseguir aquella tregua fue fácil. Se alcanzó después de superar el rechazo y los inconvenientes que presentaba la cantante. La tregua se da por acabada y con la llegada de setiembre se han puesto de nuevo sobre la mesa de la negociación las distintas propuestas y contrapropuestas de uno y otro.

Pero hasta ahora han sido rechazadas por ambas partes, excepto el asunto del colegio de Sasha y Milan, que ha empezado ya y, como adelantamos en primicia mundial, se quedan e inician el curso escolar en Barcelona, lo que aleja los deseos de su madre de llevárselos a vivir a Miami, donde quiere instalarse con ellos y olvidar en lo posible su vida junto a Piqué.

Una fuente de toda solvencia nos aseguraba que las pretensiones de Shakira, que no son económicas, son "absolutamente inasumibles" para Gerard Piqué y las intenciones de buscar como solución una separación amistosa y de mutuo acuerdo parece un imposible a día de hoy. Recordemos que no hay disputas económicas y que ambos luchan por la custodia de los niños.

De ahí que quienes conocen las posiciones del futbolista y su ex, tan alejadas, estimen que será inevitable que la historia del defensa del Barcelona y la intérprete del 'Waka Waka' acabe en un juicio, con uno y otro enfrentados ante el juez, entre reproches y acusaciones mutuas.

Solo cabe la posibilidad de que la colombiana renuncie a sus planteamientos iniciales. Recordemos que Shakira tiene otro contencioso judicial de gran envergadura. La Fiscalía la acusa de seis delitos contra la Hacienda Pública y y pide para ella más de ocho años de prisión y una multa de 23,7 millones de euros. Shakira, de momento, no quiere negociar, cree que ganará y se juega ir a prisión pero hasta el último momento antes de ir a juicio podría rectificar, cambiar de opinión, reconocerse culpable, pagar y librarse de pasar una temporada entre rejas.

Reunión de Shakira por 'tema impuestos'

Fue precisamente este jueves, horas después de que el defensa blaugrana emitiera un comunicado a los medios denunciando el acoso que sufre tras su separación de Shakira, cuando la cantante de Barranquilla se reunió con su equipo de abogados en su domicilio barcelonés. Sin embargo, el motivo nada tiene que ver con el de su ex: "Tema de impuestos", dijo uno de los letrados.

Y es que a la artista se le acumulan los problemas, pues no hay que olvidar que al margen de la intensa pelea que mantiene con el padre de sus hijos por la custodia de Milan y Sasha, también mantiene un pulso con la Hacienda española.

Una circunstancia que perjudica muchísimo a la colombiana de cara a conseguir la custodia de sus hijos, pues la posibilidad de que termine entre rejas no es el mejor escenario para una madre que quiere instalarse en Miami con sus hijos para comenzar una nueva vida. 

El comunicado de Piqué

El comunicado del catalán fue enviado a través del bufete 'The Legal Department y Partners' para pedir el cese del acoso mediático. "Desde el pasado 4 de junio se han publicado muchos rumores y presuntas informaciones no contrastadas sobre el jugador, su familia y su vida personal y, por tanto, privada", reza el comienzo del texto. "Estos reportajes e imágenes ocasionan no solo un daño a su honor y un perjuicio sino también un grave atentado contra los derechos de sus hijos, cuya seguridad y protección representan para él su mayor preocupación".

"Al mismo tiempo, el seguimiento de algunos medios y paparazzi ha sido continuo, viéndose nuestro cliente obligado a alterar su rutina diaria con el único fin de proteger a sus hijos, a su familia y a su entorno más cercano", continúa. Los abogados señalan que el futbolista "siempre ha respetado la actividad de los medios de comunicación y su derecho a la información, y es plenamente consciente del papel fundamental que desempeñan en nuestra sociedad".

Sin embargo, y como sostienen, "en las últimas semanas se han producido intromisiones que traspasan los límites de la legalidad, por lo que nuestro cliente se ha visto en la obligación de solicitar medidas cautelares de alejamiento y emprender acciones legales contra quienes alteran su vida familiar y vulneran los derechos de sus hijos. El único objetivo de Gerard Piqué es garantizar su bienestar y restablecer sus derechos de intimidad, seguridad y tranquilidad".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud