Famosos

Miriam Sánchez, fuera de sí contra Pipi Estrada: bofetón, gritos y "autodestrucción" en plena calle

Impactantes imágenes las que han llegado en la tarde de este viernes al plató de Sálvame. Se trata de un brutal altercado en plena calle entre Miriam Sánchez y Pipi Estrada. La primera, que atraviesa desde hace tiempo un delicado momento personal debido a sus adicciones, estalló contra el periodista deportivo.

Pipi se ha roto en el programa de Mediaset tras ver las imágenes de este episodio con la madre de su hija, también llamada Miriam, de 15 años. La bronca se desencadenó cuando ambos estaban tomando algo y él recibió una llamada de su novia, Andreína. Se marcharon del lugar en el que estaban, pero nada mejoró. El vídeo fue grabado por los vecinos de la zona, impactados. 

Lea tambiénPipi Estrada le da a las Campos donde más les duele: "La vida retrata a los hipócritas"

En las imágenes se aprecia como ella arremete contra el colaborador y su vehículo completamente fuera de sí. Tanto es así que incluso arrancó los cables del coche eléctrico de Pipi hasta sacarlos y arrastrarlos por el exterior.

Los gritos y las palabras malsonantes fueron constantes. Él se bajó del vehículo y recibió un bofetón de ella. "Miriam por favor, Miriam por favor", le decía él: "Ojalá haya paparazzi" o "Que me metan en la cárcel", contestaba ella a puro grito, estirando de los cables del coche. 

Pipi, que siente "rabia" e "impotencia" porque ella no quiere recibir ayuda, ha comentado tras ver las imágenes desde el plató: "Es una situación irracional. Siempre he estado a su lado cuando lo ha necesitado. Ha sido una reacción desproporcionada e irracional (...) No entendía el por qué".

"Miriam está en un momento muy vulnerable, con muchos miedos, pero esta reacción es una reacción que jamás pensé que podría ocurrir en las circunstancias que se produjeron. No había motivo", ha señalando, explicando que su ex está en "un momento de autodestrucción". 

Lea también Gerard Piqué bloquea a Pipi Estrada: el monumental cabreo del futbolista con la rajada del periodista

Pese a todo, Pipi sostiene que Miriam "no es mala": "La quiero, incluso hasta en estas imágenes". A raíz de este desagradable episodio, ambos se han bloqueado en sus teléfonos móviles porque "hay que mantener distancia". Pese a todo, Estrada le sigue guardando un gran cariño y está dispuesto a esperar el tiempo que haga falta hasta que quiera ser ayudada. Por su propio bien y por el de la hija que tienen en común, de cuyos cuidados se encarga Pipi debido a la complicada situación de Miriam. 

La ex actriz porno atraviesa un momento muy delicado. A sus 41 años, arrastra problemas de depresión y adicciones desde hace décadas y no logra estabilizar su situación sentimental y económica.

Su declive comenzó en 2019, tras dar por finalizada su relación con Cristo Vivanco, al que acusó de haberla maltratado: "Mi expareja me obligaba a hacer ayunos de tres días. Me quería ver muy delgada y no me dejaba comer. Cuando quise terminar con él me daba atracones de comida y lo vomitaba, porque sé que no le gustaba, por eso caí en la bulimia", contó entonces. Llegó a engordar 14 kilos y se escudó el alcohol y los ansiolíticos que mezclaba en altas dosis: "He sido adicta a la cocaína durante 8 años. He estado a punto de hacer muchas tonterías".

La situación no ha mejorado en estos últimos años, en los que la crisis económica ha obligado a Miriam a vender su coche y sus prótesis mamarias a través de Twitter. La ex actriz incluso se mudó a Lanzarote para empezar de cero.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments