Famosos

La diáspora vacacional de los Alba reparte a la familia por España: dónde veranean los aristócratas

Un verano más, los hijos de la duquesa de Alba pasan sus vacaciones dispersados por distintos lugares de España y el extranjero. Después de la muerte de la matriarca, el nexo de unión que reunía a la familia, salieron a relucir las diferencias entre sus herederos, tomando cada uno su propio camino y en algunos casos, con enfrentamientos personales, como los que puso en evidencia Cayetano Martínez de Irujo en su libro autobiográfico, De Cayetana a Cayetano, editado por La Esfera de los Libros, y de cuya publicación informamos en primicia.

A sus 59 años, el jinete ha vuelto a competir, siempre ha sido un apasionado de la hípica, y el verano lo divide entre los concursos en los que participa y su finca sevillana, Las Arroyuelas, cercana a Carmona, en la que se produce distintos cultivos, como girasol, y se cría ganado. Dentro de esta magnífica propiedad se encuentra La Motilla, un alojamiento turístico de alto nivel.

El jinete de los Alba es propietario también del palacio de Arbaizenea, en San Sebastián, una mansión heredada de su madre pero que perteneció a su familia paterna, los Martínez de Irujo.

El duque de Arjona alquila el fabuloso inmueble para bodas y eventos, aunque su ex mujer Genoveva Casanova, que también visita Carmona, ocupa (con c), el palacio en verano, para pasar allí algunas semanas con sus hijos Luis y Amina. Por cierto que los hijos del duque y la mexicana (a los que vemos abajo, de espaldas en la playa de Ondarreta con su madre hace unos días) son excelentes estudiantes y su padre ha manifestado públicamente el orgullo que siente por los brillantes logros de sus mellizos.

Carlos Fitz-James Stuart, actual titular del ducado que vertebra a la aristocrática familia, pasa parte del verano en Sotogrande, donde tiene un barco en el que navegan estos días su hijo Fernando, su nuera Sofía Palazuelo, que espera su segundo bebé, junto a su nieta Rosario, mientras el aristócrata visitó Marbella para pasar el puente de agosto. Alba también suele navegar a principios de verano con un grupo de amigos, entre los que se encuentra Alicia Koplowitz.

Por su parte, Eugenia se reparte entre su casa de Ibiza, la de su hermano Fernando en La Milla de Oro marbellí y el campo sevillano, donde está La Pizana, su finca. Esta semana había hecho una escapada a Francia con su novio, Narcís Rebollo, antes de regresar a Marbella.

El intelectual de la familia, Jacobo, conde de Siruela, y su esposa Inka Martí no se mueven de su residencia en El Ampurdán, donde trabaja en su editorial. Por otra parte, la madre de su esposa y ex presentadora de televisión está delicada de salud y el matrimonio prefiere estar cerca de la familia.

Alfonso, duque de Híjar, es el más alejado de los lugares de vacaciones de sus hermanos y de los objetivos de la prensa. Muy discreto en su vida privada, procura evitar los sitios de moda.

En cuanto a la más codiciada por la prensa de toda la familia, Cayetana Rivera, después de disfrutar con su novio Manuel Vega de la costa gaditana y de las calas cercanas a la casa ibicenca que fue la favorita de la duquesa de Alba, la nieta Carmina Ordóñez se ha refugiado en Galicia para vivir su primer verano enamorada del empresario sevillano, en la mayor privacidad posible.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud