Famosos

El primer marido de Britney Spears, de una prisión a otra por delitos relacionados con el robo de una pulsera de diamantes

Jason Alexander, el primer marido de Britney Spears, no sale de un lío cuando ya está en otro. Si en junio fue detenido tras intentar sabotear la boda de la princesa del pop con el entrenador personal Sam Asghari, ahora ha trascendido que tiene otro problema con la justicia.

Lea tambiénLa guerra continúa entre Britney Spears y su padre: él demanda a la cantante por difamación

Según Page Six, los hechos se remontan a 2016, cuando se emitió una orden en la que le atribuyen dos delitos de carácter grave: uno por hurto mayor y otro por compraventa de propiedad robada.

Se le acusa de robar a una antigua casera una pulsera de diamantes y zafiros valorada en aproximadamente 2.000 dólares. Después, en agosto de 2015, aseguran que la empeñó por 180 dólares en Vallejo, California. En la casa de esta mujer estuvo viviendo durante unas pocas semanas. 

En junio de este año ya dio de que hablar tras intentar fastidiarle el día de bodas a Britney. Fue arrestado tras colarse en la boda de la cantante de Toxic en Thousand Oaks, California. Ha permanecido más de 60 días ingresado en la prisión de Ventura en California, de la que salió este martes para directamente ser trasladado a la de Nepa por esta orden emitida en 2016. 

Lea tambiénBritney Spears y su nuevo marido se hacen como regalazo de bodas una mansión de 12 millones de dólares

Spears y Alexander se casaron en 2004 en Las Vegas. El matrimonio, que se celebró después de que ella rompiera con Justin Timberlake, les duró apenas 55 horas. Ambos eran amigos de la infancia. Este miércoles 17 de agosto, Jason declara en el tribunal del condado de Napa. Su fianza es de 20.000 dólares. El segundo marido de la cantante, el bailarín Kevin Federline, también ha dado de que hablar estos días por otra polémica relacionada con la cantante y sus dos hijos, Sean y Jayden.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin