Famosos

Iñaki Urdangarin, nervioso y angustiado, llora desconsolado junto a Ainhoa Armentia

Impactantes imágenes de Iñaki Urdangarin en el interior de su vehículo mientras llora desconsolado y en compañía de su novia, Ainhoa Armentia.

Lea tambiénEl mensaje de la infanta Cristina a la nueva novia de Iñaki Urdangarin en Bidart

Las fotografías, publicadas este miércoles por Diez Minutos, se tomaron hace tan solo unos días en las inmediaciones del trabajo de ella, el bufete Imaz & Asociados, donde los dos se conocieron cuando él también trabajaba allí mientras cumplía su tercer grado. 

El ex de la infanta Cristina llegó en su coche bajo la protección de los escoltas que siguen velando por su seguridad por ser familiar de Felipe VI. Poco después, bajó de las oficinas la propia Ainhoa y en el interior del vehículo mantuvieron una conversación que terminó con un Iñaki, visiblemente nervioso y realizando aspavientos, envuelto en lágrimas. Ainhoa trató de tranquilizarle y quitarle la angustia, aunque sus esfuerzos cayeron en saco roto. Más de 20 minutos duró esta desagradable charla entre los dos. Armentia volvió al trabajo y él, preocupado, se fue con el coche a otra parte. 

Lea tambiénLa infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, juntos en Bidart: tensión en el chiringuito y encuentro con sus hijos

Es el primer verano que Urdangarin pasa separado de la infanta Cristina, con quien ya firmó la disolución de las capitulaciones, siendo este el primer paso para el divorcio oficial. Hace unas semanas estuvieron juntos en Bidart, donde se vieron en un chiringuito para asombro de los vecinos y los turistas de la zona. 

Compartieron mesa pero ni si quiera se miraron durante los 30 minutos que se prolongó su encuentro, en el que intercambiaron frases mientras observaban el océano. Los guardaespaldas de ambos evitaron que este encuentro fuera inmortalizado. Un día después, Iñaki y la hija de don Juan Carlos se reunieron de nuevo, esta vez con sus hijos, Pablo, Miguel e Irene. Juntos disfrutaron de una jornada playera con la máxima normalidad. Pocos días antes, los propios Iñaki y Ainhoa fueron cazados en una playa nudista, donde no contuvieron su pasión.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin