Famosos

Olvido Hormigos, de víctima y verdugo a maestra: y los que movieron el vídeo, de rositas

La actriz Itziar Ituño, la policía de La Casa de Papel, es la protagonista de una miniserie titulada Intimidad cuyo argumento es la historia de una concejala de un ayuntamiento a la que graban un video sexual. La producción de Netflix, salvando las distancias, recuerda inevitablemente a la agresión sufrida en su día por otra edil, Olvido Hormigos, cuya vida cambio radicalmente tras ser grabada masturbándose cuando era concejala por el PSOE en el ayuntamiento toledano de Los Yébenes. Preguntada Itziar Ituño sobre las similitudes de su papel con la concejala que vivió el infierno, nos contestó así: "No me atreví a llamar a Olvido Hormigos, pero me inspiró".

Diez años después del escándalo, apenas quedan personas que no hayan tenido el vídeo en su poder, o lo hayan visto en el móvil de otra persona. La víctima y gran perjudicada estaba casada y era madre. La difusión de las imágenes, según el código penal de la época, no era entonces delito, por lo que el futbolista al que envió el vídeo y el alcalde, que estuvo salpicado en la difusión, no sufrieron castigo alguno a pesar de las demoledoras consecuencias que para la concejala y su familia supuso semejante atentado contra su intimidad.

El juzgado de Primera Instancia número I de Orgaz, en Toledo, archivó en 2013 las actuaciones contra el futbolista Carlos Sánchez y el alcalde Pedro Acevedo porque no veía delito. Para que fuera castigable se exigía que el vídeo se hubiese robado u obtenido por algún otro medio ilícito y, en este caso, ese extremo no se contemplaba porque Olvido Hormigos había grabado y mandado el vídeo de forma voluntaria.

El futbolista Carlos Sánchez, entonces del equipo de Los Yébenes, que mantuvo un affaire con Hormigos, ha seguido con su trayectoria deportiva hasta ahora, que ha colgado las botas, en categorías menores, y es amigo del jugador del Betis Joaquín. Sánchez siempre ha negado su participación en la difusión del vídeo que Olvido Hormigos le envió.

Pedro Acevedo, el regidor del PP que usó el móvil del Ayuntamiento para difundir el vídeo de la concejala socialista, perdió su cargo en las elecciones (Los Yébenes es socialista ahora) y explota una correduría de seguros, asociado a Generali. Varios concejales del PSOE también criticaron en su día a su propia compañera, Olvido Hormigos, diciendo que no era de recibo dar una imagen así.

El futbolista y el alcalde, fueron imputados, juzgados y posteriormente absueltos de una pena de cárcel por la sencilla razón de que cuando se cometieron los hechos no era ilegal difundir el vídeo de una persona en actitud íntima. Fuera del proceso quedaron libres e impunes las decenas de miles, puede que más, de personas anónimas que colaboraron en el escándalo, pasándose las imágenes de móvil a móvil en un año en el que WhatsApp. Para colmo, en el pueblo hubo manifestaciones contra la víctima. Se pidió a voces por las calles y con pancartas la dimisión de Olvido Hormigos por "guarra".

La concejala resistió. Huyó hacia adelante y buscó durante un tiempo la rentabilidad de su desagradable popularidad. Le ofrecieron mucho dinero por comparecer en programas de televisión y contar sus cosas en revistas, a menudo en bañador o con poca ropa, como en sus portadas de Interviú. Incluso participó en realitys, como en Gran Hermano Vip o en otro llamado Mira quién Salta, producido por Cuarzo para Telecinco, la entonces productora de Ana Rosa Quintana. ¡Mira quién salta! fue emitido en Telecinco entre el 13 de marzo de 2013 y el 10 de junio de 2014. Hormigos y otros 17 famosos se enfrentaban entre en pruebas de salto. Jesús Vázquez, el presentador, o Boris Izaguirre, miembro del jurado, aceptaron sus encargos laborales sin poner el gripo en el cielo cuando se presentó a esa concursante como "Protagonista de vídeo íntimo viral".  

En Wikipedia, la lista de los concursantes incluye aún hoy la razón por la que participaban. Por ejemplo, de Verónica Hidalgo (que ganó) dice que fue Miss España 2005; de Álvaro Muñoz Escassi explica que es Jinete y exjugador de polo, de la presentadora Sonia Ferrer dice que es actriz y modelo, y así. Pero al llegar a Olvido Hormigos dice así: "Protagonista de vídeo íntimo viral". Tal cual. Por si quedaba alguna duda de que el morbo que perseguía a esta mujer fue a la vez lo que le otorgó una fama tal vez indeseada pero que ella hizo rentable. 

Hormigos se pasó de frenada

La ex concejala se pasó de frenada y acabó siendo ella quien atentó contra terceros al contar en público, en revistas y en platós de televisión, sus supuestas relaciones íntimas, dando pelos y señales, por un presunto affaire con Alessandro Lequio, quien simpre negó los hechos, y de los que, por otra parte, Hormigos no aportó ninguna prueba.

Tanto el italiano como su mujer, igualmente afectada por el brutal asalto a su intimidad perpetrado por Olvido Hormigos, se querellaron contra ella, que había pasado de ser víctima a verdugo. Como cabía esperar, Olvido perdió, aunque interpuso un recurso de apelación contra la sentencia que la condenaba a pagar 50.000 euros en concepto de indemnización al romano y su mujer, María Palacios, por un delito contra el derecho al honor y a la intimidad.

Su recurso fue desestimado en la Audiencia Provincial de Madrid, que confirma la existencia de intromisión ilegítima en la intimidad de los dos y condena a indemnizar y a pagar todas las costas a Olvido Hormigos (unos 20.000 euros más). La sentencia, emitida por el Juzgado de Primera Instancia en agosto de 2020, cayó como un jarro de agua fría sobre la ex concejala.

"Las manifestaciones detalladas en esta demanda de doña Olvido Hormigos, hablando sobre la vida íntima de don Alessandro Lequio y doña María Palacios y sobre infidelidades y encuentros sexuales, realizadas en programas de televisión de máxima audiencia como Sálvame y Sálvame Deluxe, de Telecinco, son constitutivas de una intromisión ilegítima en el derecho a la intimidad de los demandantes", explicaba la sentencia.

"Deberá abonar la cantidad de 30.000 euros a María Palacios en concepto de indemnización de daños y perjuicios morales (...), abonar 20.000 euros a Alessandro Lequio en concepto de indemnización de daños y perjuicios morales (...), así como al pago de intereses y las costas de este procedimiento", detallaba.

Hace casi un mes, y como informamos en primicia, la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid (Sección 14, a fecha 14/7/2022) deniega el recurso de Olvido, ratifica la sentencia y la condena, además, a pagar las nuevas costas. La guerra, sin embargo, no acaba aquí. Hormigos todavía puede apelar al Supremo, algo que podría salirle muy caro si vuelven a dar la razón a Lequio, pues en este caso, las costas judiciales se elevan a 30.000 euros más.

La cantidad en juego es considerable si recapitulamos: 30.000 euros que ya concedió otra sentencia a Lequio y María Palacios por la exclusiva en Lecturas, 50.000 de indemnización por las manifestaciones de Hormigos en Telecinco, y hasta 50.000 euros más de costas e intereses si la ex concejala recurre y no prospera finalmente su apelación: 130.000 euros, una ruina para Hormigos.

Las claves de la sentencia 

En primer lugar, la sentencia confirma con rotundidad que las noticias sobre la sexualidad, relaciones sexuales, infidelidades, relaciones extramatrimoniales, o sentimentales vulneran la intimidad, ya que pertenecen a la esfera privada de cada persona. Y además, da igual que sean verdad o mentira, ya que se trata de una intromisión ilegítima en la intimidad.  No obstante, jamás se probó que las manifestaciones de Olvido sobre el ex de Ana Obregón y su esposa, representados por el letrado Tomás Alberto Ridruejo Barquilla, fueran verdad.

Por otra parte, la Audiencia Provincial establece y deja bien claro que un personaje famoso y muy mediático como Alessandro, que está continuamente en los medios y ha hablado sobre su vida personal, también tiene derecho a proteger su intimidad. Olvido vulneró también el derecho a la intimidad de Lequio. La Audiencia deja una frase para enmarcar: "Los actos propios de los demandantes no son carta blanca para las intromisiones de doña Olvido".

En tercer lugar, la sentencia de la Audiencia Provincial reconoce que fue una intromisión grave por la difusión, por la reiteración de Olvido y por el contenido: la vida sexual se sitúa en el ámbito más reservado y de especial protección y por el momento en el que lo hizo Olvido, cuando María estaba en la fase final de su embarazo.

¿Y los 'verdugos' de Olvido?

Olvido fue víctima pero sus presuntos verdugos salieron impunes. Luego, ella se  equivocó, actuó mal, atento contra el honor y la intimidad de otras personas pero, a diferencia de lo sucedido en su caso, no le ha salido gratis y, como es lógico, tanto Lequio como su mujer serán resarcidos al menos en parte por los daños sufridos.

Diez años después del escándalo, en Los Yébenes casi nadie reconoce haber participado en la difusión del vídeo viral, 

A Carlos Sánchez, el futbolista y amante de la concejala, no le pasó tanta factura lo sucedido. Él tenía novia y Olvido estaba casada. El auto del caso, recogido por El Español, relata que un día Sánchez pidió a Hormigos que le mandara por WhatsApp vídeos de contenido sexual y ella accedió. Él también le envió a ella vídeos y fotografías similares. Pero a mediados Hormigos se enteró a través de Facebook que el vídeo que le había enviado sólo a Sánchez estaba circulando masivamente por las redes sociales. La concejala denunció a Sánchez, el único al que había mandado el vídeo, y a otros que presuntamente habían colaborado en su difusión.

El portero del equipo de Los Yébenes fue absuelto porque en ese momento lo que había hecho no era ilegal ya que Hormigos se grabó a si misma y envió el vídeo voluntariamente. Carlos Sánchez dejó el pueblo, se traladó a Madrid y jugó en un equipo de barrio cinco temporadas; después pasó por el equipo de Villaverde Bajo y en el Ciudad de los Ángeles. Pero, al margen de dejar la localidad toledana, Sánchez siguió con su novia, se casó, y en 2018 tuvieron un hijo. 

Olvido Hormigos no solo denunció al futbolista por un delito contra la intimidad. Se querelló contra dos usuarios del Foro Ciudad Los Yébenes por un delito de injurias a raíz de los comentarios que habían hecho en Facebook tras la difusión del vídeo. Y también se querelló contra el entonces alcalde, Pedro Acevedo, del PP, por otro delito contra la intimidad. Hormigos acusaba a Acevedo de haber compartido el vídeo desde un teléfono móvil de la propia Alcaldía de Los Yébenes. Acevedo se negó a declarar en sede judicial y una testigo compañera del partido alegó cuestiones psicológicas para no testificar. Sigue viviendo en el municipio toledano, esta casad y tiene tres hijas.

La cláusula Hormigos

Olvido Hormigos se prodigó en los medios de comunicación explicando su calvario y la alarma social llevó el Gobierno de Mariano Rajoy en 2015 a reformar el artículo 197.7 del Código Penal. El ministro de Justicia, a la sazón, Alberto Ruiz-Gallardón, aseguró que también se perseguiría la difusión no consentida de las imágenes, independientemente de que se hubieran obtenido con el consentimiento de la víctima. La reforma se conoce popularmente como "la cláusula Hormigos". Dice así: "Será castigado con una pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a doce meses" aquel que difunda sin consentimiento "cuando la divulgación menoscabe gravemente la intimidad personal de esa persona".

Olvido volvió a ser madre el 31 de julio de 2014, cuando nació su tercer hijo, una niña llamada Valeria que ahora acaba de cumplir 8 años. Hormigos tuvo problemas psicológicos, decidió alearse del foco mediático y se sacó la plaza para ser profesora de primaria. Antes de llegar al Ayuntamiento de Los Yébenes había sido maestra en un colegio del municipio cercano de Mora. Se la ve habitualmente en Los Yébenes con su marido y sus tres hijos.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

ANALISTA DE HECES
A Favor
En Contra

¿ PERO COMO PUEDE TRABAJAR DE MAESTRA UN SACO DE MIE RDA COMO SEMEJANTE PUE RCA ?

Puntuación -7
#1