Famosos

Kevin Spacey pierde el pulso contra 'House of Cards' y pagará 31 millones de dólares por su comportamiento

Un juez del Tribunal Superior de Los Ángeles ha rechazado el recurso del actor contra la sentencia que a principios de año le obligaba a pagar 31 millones de dólares a la productora MCR, responsable de la serie House of Cards. ¿El motivo? Incumplimiento de contrato y perjuicios que causó con su comportamiento durante el rodaje.

El actor Kevin Spacey ha perdido el pulso judicial que mantenía con la productora de la exitosa serie. El juez que ha revisado su caso estima que "la indemnización estipulada no es tan irracional como aludía la defensa del actor teniendo en cuenta las circunstancias". Y es que el protagonista de House of Cards fue acusado de acoso sexual por parte de un ayudante de producción.

La carrera de Spacey sufrió un vuelco en 2017 cuando, en pleno auge del movimiento Me Too, fue acusado de agresión sexual por parte de varios compañeros: en California, un masajista lo denunció por una agresión sexual supuestamente ocurrida en 2016, pero falleció antes de que la Fiscalía presentara cargos; en Massachusetts, un joven que lo había acusado de otra agresión en 2016 retiró los cargos. A estas se suman denuncias de otros cinco delitos sexuales acaecidos en Londres entre 2005 y 2013. El ganador de dos Oscar lo ha negado todo.

El escándalo obligó a la productora de House of Cards a prescindir de Spacey en la ficción y reescribir las tramas, lo que les llevó a reducir el número de capítulos de 13 a 8 para cumplir con la fecha de estreno anunciada por Netflix.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.