Famosos

Gloria Camila rompe con Ana María Aldón: el punto de no retorno

Los días pasan y la situación familiar de los Ortega Cano lejos de calmarse se tensa todavía más. Ana María no es la única que ha dicho 'basta' y es que Gloria Camila, cansada ya de las idas y venidas de su madrastra, ha tomado una drástica decisión: dejar de seguirla en redes sociales o, lo que es lo mismo, la ruptura del siglo XXI.

Lea también - Ortega Cano, las claves de la herencia envenenada: el chalet familiar, la zona cero de las disputas entre Aldón y Gloria Camila

La última vez que Gloria Camila y Ana María estuvieron juntas fue en la casa del torero, en Fuente del Fresno, cuando la diseñadora regresó de su último programa en Viva la vida. La joven, disgustada por las últimas declaraciones de la esposa de Ortega Cano, le pidió explicaciones y la discusión se elevó hasta que los gritos llegaron a las casas vecinas. Finalmente, padre e hija abandonaron la casa.

Han pasado ya un par de semanas de aquel episodio y las cosas, como decíamos, no han mejorado. Gloria y Ana no han tenido contacto pero parece ser que tampoco piensan tenerlo en el futuro, pues la primera ha cortado ya la comunicación vía redes con su madrastra. Además, la tertuliana ha cancelado sus vacaciones en Costa Ballena, donde suele pasar unos días con su padre y su hermano, para alejarse de las tensiones familiares y olvidarse de los problemas en compañía de sus amigas.

Aldón, por su parte, se encuentra estos días en Madrid y se rumorea que podría estar concediendo una nueva entrevista en la que confirmar que su matrimonio está roto. Así se lo habría hecho saber a su círculo más cercano, también a su marido, que está destrozado y no para de llorar: "No entiendo nada", le habría dicho el diestro a los suyos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.