Famosos

Nacho Abad confiesa que estuvo en casa de Mario Biondo el día que murió y contradice a la justicia italiana

La muerte del exmarido de Raquel Sánchez Silva, Mario Biondo, ha vuelto a la actualidad después de que el pasado lunes, 1 de agosto, la justicia italiana diera la razón a la familia del cámara: no se suicidó, "fue asesinado".

Lea también: Raquel Sánchez Silva reaparece en televisión tras difundirse que su exmarido, Mario Biondo, "fue asesinado"

El juez de instrucción de Palermo, Nicola Aiello, asegura que "los elementos que se extraen del expediente del Ministerio Público sugieren que Mario Biondo fue asesinado por manos desconocidas y posteriormente colocado en una posición capaz de simular un suicidio".

Señala también que "en el momento del hallazgo del cadáver se deberían haber realizado actividades de investigación que no se realizaron" y destaca "las innumerables contradicciones contenidas en las declaraciones de la viuda de Biondo", en referencia a Sánchez Silva.

Una sentencia con la que se ha mostrado especialmente indignado Nacho Abad en el programa En boca de todos el pasado martes: "El juez dice que la policía española lo hizo mal, que el juez español lo hizo mal y que el médico forense español lo hizo mal. Me parece tan gratuito que un juez italiano teniendo reciente el caso de Amanda Knox en el que la justicia italiana patinó, ahora que nos den lecciones de justicia me molesta profundamente. Sobre todo porque sí creo que la autopsia que determinó que era una muerte accidental estaba acreditada".

Además, el periodista confesó "algo que no había contado nunca, pero creo que llegó el momento". "Yo estuve en casa de Raquel Sánchez Silva y de Mario Biondo horas después de que ocurriese. Estuve después de que estuviese la policía. Se habían llevado el cuerpo y no vi ningún escenario de violencia", aseguró.

Abad contó que habló con un vecino de Biondo y éste "no había oídos gritos o altercados". "Había muchas latas de cervezas y otras cosas que me justificaban que podía tratarse de un accidente, como lo tuvo David Carradine o el cantante de INXS, en un episodio autoerótico de limitación de oxígeno. Estuve varias horas en el escenario analizándolo todo y te digo que no existía ningún signo de violencia", reiteró recordando que además de periodista es criminólogo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin