Famosos

Olga Moreno admite que ha superado su separación: "Salgo con amigos y amigas y me lo paso bien"

Olga Moreno ha concedido desinteresadamente una entrevista a Hola, es decir, sin cobrar, dando jugosos titulares. Sin duda, si la ex de Antonio David Flores hubiera firmado una exclusiva con alguna publicación de este tipo, habría sido la estrella de la primera página o al menos llevaría una enorme ventana. Este mismo lunes fue portada de otra publicación.

En el cerrado mundillo de las revistas, las agencias y los representantes hay una cierta perversión no escrita según la cual a menudo la importancia de un tema se presupone proporcional al precio pagado, pero no siempre es cierto. Desde la percepción de los lectores, clientes finales del producto, la relevancia de una información no siempre depende del precio pagado. Hablamos de perversión del criterio periodístico cuando por ejemplo una entrevista no se valora simplemente porque el personaje no cobra.

Pero Olga da titulares al periodista J. de S., que firma la entrevista. Por ejemplo, confiesa la ganadora de la anterior edición de Supervivientes qué siente cuando ve a su ex besándose con Marta Riesco, la periodista por la que el ex guardia civil decidió poner fin a sus 21 años de amor. Y siente indiferencia. No hay mayor desprecio que no hacer aprecio, dicen. "Nada, cero. Antes me dolía, pero ya no", declara Moreno abriendo, gratis, su corazón para aclarar qué hay de verdad en su rumoreada relación con su representante, Agustín Etienne.

También reconoce su calvario ya superado: "Lo he pasado tan mal todo este tiempo que ahora me alegra verme como estoy", asegura. Olga explica que ni ha hablado de divorcio con su ex y de la supuesta boda del malagueño con Riesco reacciona así: Que venga Antonio y me lo diga y actuaremos en consecuencia. No hay el menor problema", remata.

También desvela que no le han ofrecido nada en televisión, lo que posiblemente tenga algo de venganza de Jorge Javier Vázquez o su cadena por el desplante de ser vetado por Olga, que impuso no coincidir con él en una plató por contrato y renunció a entregar el cheque al ganador de Supervivientes, como anterior ganadora.

Rollito con su 'repre'

A Olga le meten los dedos en la boca para indagar en la naturaleza de sus entradas y salidas con el mánager argentino que gestiona sus bolos y exclusivas. "Se ha publicado que podrías estar saliendo con tu representante. ¿Es cierto?", le dice el entrevistador.

Entonces, de cuerdo con lo publicado en Hola, Olga Moreno se echa a reír. No especifica el redactor si porque le hace gracia la pregunta o porque se trata de risa nerviosa. Pero ríe antes de contestar: "No tengo por qué esconderme", matiza después de negar tajantemente un quelque chose con Etienne: "Eso es mentira", dice ella, sin cobrar, lo cual es más que previsible porque para admitir lo contrario o simplemente que entran y salen juntos y se entretienen ya sería haciendo caja en una exclusiva que sin duda negociaría el propio Agustín. Pero tenía interés en negarlo y ella ha salido, gratis, a negarlo. Todo un dato cuando cobra hasta por respirar.   

Lo que no es mentira, tal y como recogimos en su día, es que el rumor recorre los pasillos de Mediaset, y que la anterior ganadora de Supervivientes, tras pasar su periodo de duelo por el trauma de su separación, ha empezado a disfrutar de su soltería. "Salgo con mis amigos y amigas y me lo paso muy bien", admite la propia Olga. Eso sí, como cabe esperar en una entrevista concedida sin cobrar, no admite haber tenido ningún momento de pasión desde que se acabó su vida conyugal: "No estoy para novios, lo que me faltaba", le espeta a su entrevistador, si bien nos aseguran fuentes de su entorno que algún escarceo ha tenido, aunque nos dicen que "sin importancia". Ella no quiere nada serio: "Espero que no llegue un nuevo amor a mi vida", reconoce la sevillana a sus casi 47 espléndidos años, lo cual no quiere decir que no se divierta siendo una persona libre como los taxis.

El entrevistador, conocedor del rumor que circula en torno a las salidas y entradas de Olga Moreno, incide en que se la ve contenta y lanza el capote otra vez: "Pareces más animada que otras veces". Olga entra como puede: "Estoy súper bien, pero eso no quiere decir que me haya enamorado", responde, dando la razón a quienes dijimos que esta señora entra y sale y se divierte pero que no tiene nada serio.  

Lea también: La ausencia de Olga Moreno marca la final de 'Supervivientes' y Jorge Javier le responde vistiendo de fucsia

Según el runrún que corre por los pasillos de Mediaset, Olga tendría una relación que va más allá de la amistad y de lo profesional con su representante, Agustín Etienne. Él ha sido su paño de lágrimas durante mucho tiempo y con quien ha vivido todos estos meses desde su ruptura.

Agustín se convirtió en su sombra. De hecho, el argentino la acompaña a cualquier actividad profesional que vaya, cosa que no hace con el resto de sus representados. De ahí que se les vea juntos cada vez que la ex de Antonio David acude a Telecinco. También hace eso con Rocío Flores, a quien también representa. Pero no con el resto. Ni si quiera con Gloria Camila.

La cuestión es que también se les ha visto juntos a Olga y Agustín en fin de semana y fuera del ámbito profesional. Comparten muchas horas y muchas confidencias. Hubo un momento en que Olga necesitaba desahogarse y Agustín fue el único que tenía al lado para hacerlo. Ya en Viva la Vida se comentó esto: "Veo a una Olga Moreno renovada a todos los niveles. La Olga que veíamos antes no tiene nada que ver con la de ahora, ha pasado página, sale y entra con quien quiere", dijo la periodista Marina Esnal. "Di la verdad. Cuenta lo que sabes. Si es un rumor que sabemos todos...", le pidió Avilés. "No puedo, no lo tengo confirmado", respondió la redactora de La Razón y contertulia del desaparecido programa. "No hace falta tirar del hilo porque todo queda cerca, que hay rumores de que puede estar feliz en todos los sentidos", zanjó Emma García. Y cambiaron de tema.

Olga y Agustín se llevan de maravilla desde hace años. Olga se ha quedado más de una vez en su casa cuando ha venido a Madrid, igual que hacía Antonio David cuando no quería quedarse a pasar la noche con Marta: dormía en el domicilio de su representante. Olga ahora se aloja en un hotel cerca de Telecinco o en casa de una íntima amiga que vive en Boadilla del Monte, quizás para despistar, quién sabe. Ese disimulo es sospechoso.

Es frecuente verles juntos y seguiremos viéndoles, puede que no como pareja pero seguro que como representante y representada. Desde hace tiempo, la vida profesional de la sevillana la dirige el exempleado de Toño Sanchís y ex manager de Belén Esteban. Es él quien animó a Olga Moreno y negoció su caché de Supervivientes, el que ha dado vía libre a sus exclusivas y también el que ha apoyado su negativa a coincidir en platós con Jorge Javier Vázquez.

Le gustan sus clientas

Agustín Etienne cuenta con un precedente que demuestra que no tiene por norma no enrollarse con sus clientas. La prueba es que salió con Arantxa de Benito hasta hace algo más de tres años. Y lo suyo con la ex de Guti no fue un quelque chose sino todo un noviazgo que se prolongó durante seis años. Iban juntos a muchos eventos. El ex socio de Toño Sanchís y ella dejaron un día de aparecer en sus respectivos perfiles de redes sociales y pronto se confirmó que De Benito había pasado página y encontrado un recambio amoroso.

Juicio de Belén contra Sanchís

Agustín Etienne fue uno de los grandes protagonistas del juicio civil que enfrentó a Belén Esteban con la empresa de representación de artistas de Toño Sanchís, Lorant SL. Este argentino afincando en España desde hace más de dos décadas fue la mano derecha del representante.

Cuando saltaron las diferencias de Sanchís con Belén, Etienne prefirió dejar de trabajar con él, pero antes había aprendido durante años al lado del mánager, apoyándole y ayudándole. Luego cambió de bando y fue testigo de Belén.

Agustín Etienne reconoció haberlo pasado mal y haber sufrido mucho en su ruptura personal y profesional pero se quedó con la representación de la Esteban. Aficionado a los tatuajes, y a las redes sociales.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments