Famosos

Hablamos con la madre de Mario Biondo: "Raquel Sánchez Silva no tiene vergüenza, que deje de mentir y cuente lo que sabe"

Nueve años después de la muerte de Mario Biondo, la justicia italiana ha dado la razón a la familia del cámara y afirma que el marido de Raquel Sánchez Silva pudo ser asesinado por personas no identificadas que simularon un escenario de suicidio. Pero la lucha no ha terminado aquí: Santina afirma que pedirán la reapertura del caso en España y lanza un mensaje a la que fuera su nuera: "Deja de decir mentiras y habla. ¡Habla! Deberías estar buscando a los asesinos de mi hijo".

En conversación con este portal, Santina Biondo se muestra indignada por el largo silencio de la presentadora: "¡Qué vergüenza! No habla porque quiere mantener el honor de Mario, ¿pero qué honor? Lo enturbió ella haciendo publicar artículos de que mi hijo era cocainómano y que había muerto jugando un juego erótico. Debería estar buscando a los asesinos de mi hijo en vez de callar. Dejar de mentir y hablar, hablar, hablar. A los jueces italianos siempre les dijo 'No me acuerdo'. Solo eso".

La madre de Mario también ha querido aclarar algunos de los puntos más polémicos sobre las supuestas prácticas de su hijo, como la teoría de la asfixia erótica. Santina asegura que esa información es falsa y que se filtró a los medios de manera malintencionada, pues jamás se reflejó en ningún informe pericial: "La justicia italiana concluyó que se trató de un asesinato, excluyendo categóricamente el juego erótico que, entre otras cosas, no existe en ningún archivo italiano ni español". Y añade: "La fiscalía de Palermo tuvo el testimonio de un allegado a Raquel que afirmó que la viuda aprendió esta práctica extrema en 2008 cuando viajó a Inglaterra para mejorar su inglés".

También ha hablado sobre el supuesto consumo de alcohol y drogas de Mario, que habría sido muy elevado la noche de su muerte: "Las fotos forenses capturaron solo una lata de cerveza sin alcohol y ceniceros limpios. En cuanto a la cuestión de las drogas, el propio Leonardi (un traficante) declaró a los jueces italianos que había conocido a Raquel en 1998. Para confirmar esto, se encontró el número de este tipo y varios mensajes de entrega en su teléfono móvil, porque Mario hizo una copia de seguridad y la guardó en su PC".

En cuanto a los supuestos problemas de depresión de Mario, Santina puntualiza: "Raquel acudía a un psiquiatra mucho antes de que ella conociera a Mario. En conclusión, todos sus problemas serios los descargó sobre mi hijo".

La justicia italiana dicta sentencia: "Fue asesinado"

Para la familia Biondo, que lleva años luchando por demostrar que a su hijo le quitaron la vida, es una victoria agridulce. Tras contratar forenses y criminólogos, han conseguido que el juez les dé la razón, pero ha pasado demasiado tiempo y ahora es imposible investigar quién mató a Mario y por qué. La sentencia señala que el proceso de instrucción debería haberse llevado a cabo en España en 2013 y que "las contradicciones contenidas en las declaraciones de la viuda de Biondo deberían haber inducido a los investigadores españoles a realizar escuchas telefónicas para determinar la verdad de los hechos".

El marido de la presentadora falleció en mayo de 2013. El cámara italiano fue hallado muerto y colgado de una estantería de la casa en la que vivía con su mujer, la presentadora Raquel Sánchez Silva, en la calle Magdalena de Madrid. El caso se sobreseyó en España. Se dio por bueno el informe del forense, que descartó indicios de criminalidad, pero la Fiscalía de Palermo lo reabrió y dio una versión distinta: concluyó que había pruebas suficientes para valorar el homicidio con premeditación como causa real de la muerte. El procedimiento estuvo a punto de ser archivado también en Italia pero la familia Biondo presentó recurso ante el Tribunal Superior de Apelaciones de Palermo en octubre de 2020. Se adjuntaron entonces dos informes periciales, uno realizado por el criminólogo Óscar Tarruella y otro por un equipo de profesionales italianos. Ambos coincidían en la hipótesis del asesinato. La última documentación presentada en los juzgados reflejaba que Mario pudo haber sido víctima de un estrangulamiento a manos de dos personas a las que abrió la puerta de su casa. 

Los padres de Biondo siempre han sostenido que su hijo no se suicidó, lo que llevó a la familia del cámara a enfrentarse con su nuera, Raquel Sánchez Silva, que confió en el informe español y rehízo su vida junto al fotógrafo Matías Dumont. Ahora que la justicia italiana por fin les da la razón, han ganado fuerza para seguir luchando: "No vamos a parar, trataremos de que el caso se reabra en España".

Santina nos cuenta cuáles serán los próximos pasos: "En Italia un caso de asesinato no se archiva para siempre. Si encontráramos ciertas pruebas sobre los asesinos de mi hijo, se abriría una nueva investigación en Italia y, en consecuencia, las personas involucradas podrían ser juzgadas en Italia. Nuestros abogados italianos están contactando con los organismos competentes, por ejemplo la Farnesina, para que nos ayuden a reabrir el caso en España". Sabe que es una posibilidad muy complicada, pero no pierden la esperanza: "Ciertamente no será fácil, quien nos podría ayudar en España podría ser la viuda, ella también es una parte ofendida, pero sobre todo una ciudadana española, pero estoy seguro de que Sánchez Silva no hará nada de esto. Otra posibilidad sería ponerse en contacto con la Corte Europea. Podría brindarnos una gran ayuda, incluso si se necesita mucho dinero para hacer esto. Pero no nos rendiremos, estamos dispuestos a hacer cualquier cosa para brindarle justicia a nuestros querido Mario".

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments