Famosos

La estrategia de Meghan para no terminar en los tribunales por la demanda que le interpuso su hermana

Meghan Markle recibió una demanda por difamación de su hermana por parte de padre, Samantha. Todo a raíz de la famosa entrevista que la duquesa de Sussex le concedió a Oprah Winfrey junto al príncipe Harry en marzo del año pasado.

Lea también - Harry le declara su amor a Meghan Markle en las Naciones Unidas: "Ella es mi alma gemela"

Samantha la demandó por afirmar que creció como hija única y hablar de su infancia, según ella, nada fácil e inundada de pobreza. Ahora, los letrados de Meghan habrían entregado unos documentos legales para frenar la demanda.

"La demandante [Samantha] primero afirma que puede refutar que Meghan creció como hija única. Pero esta percepción es inherentemente infalsable. Es difícil imaginar un sentimiento más personal y subjetivo que cómo uno ve su propia infancia", escribieron los letrados de la mujer del príncipe Harry en unos documentos que han presentado en Florida, según ha explicado el editor de entretenimiento Peter Ford a Sunrise's Morning Show

El equipo legal de Markle también argumentó en estos papeles que "la oposición de la Demandante ignora por completo el contexto de la declaración, donde la Sra. Winfrey le preguntó a Meghan sobre su 'relación' con la Demandante (a quien la Sra. Winfrey se refirió como su 'media hermana por parte de su padre'). La respuesta de Meghan a esa pregunta es que ella 'creció como hija única'. Obviamente no pretendía ser una declaración de un hecho objetivo de que no tenía hermanos o medio hermanos genéticos".

Las declaraciones que ofendieron a la media hermana de Meghan

"Crecí como hija única, lo que saben todos los que crecieron a mi alrededor", le contó Meghan a Oprah durante la histórica entrevista. "Desearía tener hermanos. Me hubiera encantado tener hermanos. Quiero decir, la última vez que la vi debe haber sido hace al menos 18 o 19 años. Y antes de eso, 10 años antes de eso", añadió. 

A Samantha también le molestaron ciertas afirmaciones que se hicieron en la biografía Finding Freedom: Harry and Meghan and The Making of A Modern Royal Family (Encontrando la libertad: Harry y Meghan y la creación de una familia real moderna). El libro, no autorizado por Harry y Meghan pese a todo lo que se ha hablado al respecto, fue escrito por Omid Scobie y Carolyn Durant, dos miembros de prensa del equipo real.

"Meghan no hizo las declaraciones; no puede ser responsable de ellas. Es así de simple", sostienen los abogados de Meghan, asegurando que no puede demandar a su clienta por lo que se dice en la biografía.

La relación de Meghan con su familia paterna es inexistente. Antes y después de su boda con Harry en 2018, su padre, Thomas Markle, habló de ella en los medios de comunicación, no dejándola en buen lugar. Meghan, en cambio, sí está muy unida a su madre, Doria Ragland, con quien Harry también tiene un espléndido trato. En Estados Unidos es el gran apoyo de ambos y de sus dos hijos, Archie y la pequeña Lilibet Diana

Lea también: Por qué Buckingham entierra en papeles las acusaciones del bullying de Meghan a dos de sus asistentes

Además, Samantha acusa a Meghan de engañar al público acerca de la ausencia de su padre, Thomas, en su boda con Harry en 2018. Según la norteamericana, antes del enlace, Thomas sufrió dos ataques al corazón debido al estrés. "El Sr. Markle no rechazó la invitación", señaló. Dice que simplemente "siguió instrucciones de su cardiólogo" de no viajar a Reino Unido. Pide a la actriz 75.000 dólares (90.000 euros) por daños y perjuicios, por las costas del juicio y los abogados. A ver si Meghan consigue frenar la demanda antes de acabar en los tribunales...

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin