Famosos

Ana María Aldón tiene miedo a algunos miembros de la familia y Ortega Cano, también: habla el ex representante

Se llama Marc Florensa y fue la primera persona a la que contrató Ana María Aldón cuando decidió salir de las faldas de Ortega Cano y empezar a trabajar. Afirma que su labor era crear un personaje mediático y darle fuerza para posicionarlo, con el tiempo, en la primera línea de la moda, que era lo que ella quería. Pero algo salió mal: "Ella se empoderó, cogió confianza, se hizo fuerte... y eso no gustó a algunos de los miembros de la familia. Por ejemplo, a Gloria".

"Ella me llama para trabajar juntos, al principio buscamos trabajos puntuales y después buscamos llamar la atención de marcas y demás para conseguir algo más fijo", ha explicado Florensa en Sálvame. "Yo tuve que reunirme con Ortega Cano para explicarle los proyectos laborales de su mujer. Él la apoyaba en todo. Les vi bien, había gestos de cariño y complicidad entre ellos".

Una primera exclusiva, colaboraciones publicitarias, fichaje televisivo... Hasta aquí, todo bien: "Nuestro objetivo era empoderarla, empezó a confiar en sí misma, terminó su máster, empezó a trabajar y así, poco a poco, fuimos construyendo su personaje. Pero había personas de la familia que no estaban de acuerdo con esto. Una de ellas era Gloria. No vive con ellos pero cuida a su padre a su manera y tomas ciertas decisiones", ha dicho Florensa, que fue despedido en esta época. "Pensaron que apartándome a mí se acababan los problemas pero les salió mal, porque ficharon a una persona que la llevó peor, hasta que se ha roto".

Marc desvela que los Ortega Cano son una familia muy complicada: "Gloria, Conchi, Aniceto... Hay un engranaje muy heavy dentro de la familia y no es nada fácil hablar libremente". Y continúa: "Ella le tiene miedo a algunos miembros de la familia, de lo que puedan decir o hacer, porque hay muchas informaciones que son compartidas con periodistas y medios afines. ¿Y quién lo hace? Ellos."

Por último, Florensa afirma que son ciertos los rumores que apuntan a la tensa relación entre Marina, la empleada doméstica de Ortega Cano, y Ana María: "Ella no es una empleada como entendemos todos, ella tiene mucha fuerza en esa casa, tiene un papel mucho más potente. Yo hablé una vez de ella y me llamó para montarme un pollo".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin