Famosos

Día crucial para Ricky Martin: declara en la corte tras la escandalosa denuncia de su sobrino

A comienzos de julio, trascendió que Ricky Martin había recibido una denuncia por violencia doméstica de su sobrino. El joven Dennis Yadiel Sánchez afirma que mantuvo una relación íntima con su tío durante siete meses y que fue él quien le puso punto y final debido a los problemas del cantante con el alcohol y las drogas.

Lea también - Las claves del escándalo de Ricky Martin: incesto, agresión y 50 años de prisión

Este jueves Ricky Martin tiene una cita en la corte de San Juan, en Puerto Rico. En esta vista, se decidirá si se amplía la orden de alojamiento solicitada por el joven y que aspira este mismo 21 de julio. El artista ofrece un concierto este viernes en el Hollywood Bowl de Los Ángeles, por lo que es probable que la vista se lleve a cabo de forma telemática.

La jueza Raiza Cajigas Campbell, del Tribunal de Primera Instancia de San Juan, impuso una orden de protección para el cantante, pues el historial de Dennis es oscuro: hace pocos meses que una mujer, cuya identidad no ha sido desvelada, lo denunció por amenazas. El propio tío del chico, Eric Martin, ha desvelado que Dennis sufre problemas mentales desde hace años.

El escándalo sacude Latinoamérica, donde Martin es muy querido y admirado. Sus abogados ya han deslizado que están tranquilos pues el demandante no aporta pruebas contundentes de tales acusaciones. Sin embargo, el intérprete de Living la vida loca se enfrenta a una pena de hasta 50 años de prisión, la máxima estipulada para un delito de incesto, más otros tantos si se probara que agredió y acosó a Dennis, hijo de Vanessa Martin, tal y como él afirma: "Me llamaba con insistencia y me perseguía".

Lea tambiénRicky Martin, denunciado por violencia doméstica, asegura que las acusaciones son "falsas"

Este no es el único problema judicial al que se enfrenta Ricky Martin, que se apoya en su marido (el artista Jwan Yosef) y sus cuatro hijos (Matteo, Renn, Valentino y Lucía) en estos días difíciles. Su ex manager, Rebeca Druker, le ha demandado por comisiones impagadas y reclama tres millones de euros. En la demanda, además, habla de un "ambiente tóxico" de trabajo, de "capítulos especialmente feos" y de amenazas por parte del cantante.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin