Famosos

Andrea Janeiro cumple años pero la fiesta es otra: Jesulín y María José celebran su aniversario y no la invitan

La relación entre padre e hija ha mejorado en el último año pero sigue siendo distante. Este miércoles, Andrea Janeiro ha cumplido 23 años y lo ha hecho lejos de Jesulín y María José Campanario, que disfrutan de la llegada de su hijo Hugo en Arcos de la Frontera mientras preparan una gran fiesta a la que, de momento, la hija de Belén Esteban no ha sido invitada.

Lea también - Lección de Andrea Janeiro a todos, incluido el cretino de Miguel Bosé: 23 años de sangre muy torera

El torero y la odontóloga se casaron en el verano del 2002 en la capilla de San Francisco de Paula (Sevilla) y preparan una fiesta para celebrar dos décadas de matrimonio. Según El Nacional Cat, tendrá lugar dentro de pocas semanas en su finca Ambiciones y será una celebración familiar y pequeña, lejos de las cámaras. Quizás, por ello, Andrea Janeiro no ha recibido todavía su invitación y puede que lo haga en los próximos días. Puede, incluso, que lo haya hecho hoy y se haya convertido en el mejor regalo de cumpleaños que su padre podía hacerle.

Desde que Andrea regresó de Reino Unido (donde cursó estudios superiores) y Jesulín se instaló en Madrid por motivos laborales, la relación entre padre e hija se ha estrechado. El nacimiento de Hugo ha sido un feliz acontecimiento por el que la hija de Belén Esteban se trasladó al sur después de años de ausencia y desprecios. Cuenta, además, con la amistad y complicidad de su hermana Julia, clave también en este acercamiento familiar.

23 años de sangre torera

Andrea Janeiro Esteban nació el 20 de julio de 1999 en la Clínica Belén de Madrid, en una suite que pagaron sus abuelos Humberto y Carmen Bazán. Su presentación en sociedad se hizo vía exclusiva a cambio de 160.000 pesetas, un pellizquito de aquella época. Los felices padres, que aún no sospechaban que lo suyo acabaría como el Rosario de la Aurora, declaraban entonces que Andreíta había sido una niña muy deseada: "Andrea ha sido una hija buscada con amor. He tenido una niña con la mujer que quería, cuando he querido y queriendo. Y hay que tener las ideas muy claras", confesó Jesulín. "Me conformo con que la niña tenga el corazón de la madre y la casta, la sangre y las reacciones que yo tengo en momentos determinado".

No sabemos si se cumplieron sus deseos, pero sí que Andrea sorprendió cuando, a los 18 años, cogió al toro por los cuernos y se desvinculó del mundo que había mantenido a sus padres desde su nacimiento. La joven no quiso seguir los pasos de ninguno de ellos, ni exclusivas, ni entrevistas ni 'hija de'. Se fue a Reino Unido, se graduó, trabajó y ha regresado a España formada para ganarse la vida lejos (o al menos detrás) de las cámaras. Todo un ejemplo para otros jóvenes de su edad y mundillo que han optado por la fama y la vida más fácil, algo que todos esperaban de la única hija de Belén Esteban y Jesulín de Ubrique.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Otra vez la "historia" de Andreita?..... La Potorra ya está calentando motores en revistas, para hacerse un Deluxe y volver a soltar mierda por su boca como suele hacer desde hace más de 20 años?

Puntuación 4
#1