Famosos

Tamara Falcó tiene que operarse pero antes estrena La Marquesa, en Netflix, junto a su novio

La hija de Isabel Preysler y Carlos Falcó está inmersa en la promoción de su segundo reality (el primero lo hizo para Cosmo hace nueve años) que lleva por nombre: Tamara Falcó, La Marquesa y que estrenará Netflix el próximo 4 de agosto.

Lea también: Tremenda bronca para Tamara Falcó por romper una exclusiva: "O sea, yo lo publico tía, o sea"

En el programa participa su novio Íñigo Onieva y Tamara cuenta que va montar un restaurante pop up en El Rincón, el palacio de su padre, tres fines de semana de septiembre. Y también que tiene que operarse de un hombro roto del que, "piensan que he tenido un accidente pero no saben cuándo", asegura en una entrevista para El Mundo.

El tráiler de su docuserie arranca con una pregunta: "Crees que lo has visto todo de Tamara Falcó, pero ¿conoces realmente a la marquesa?". La verdad es que conocemos mucho de la hermana de Enrique Iglesias, pero también es ciertos que hay algunas facetas de su vida que no dejan de sorprendernos.

Por ejemplo, que cuando era una niña le llamaban 'la actriz'. "De pequeña tenía muy buena memoria y me aprendía diálogos enteros de películas y obras de teatro. Madame Bovary me la sabía entera", confiesa al citado medio.

Tamara triunfa en las redes y eso lo sabe: "Mi red social es mi comunidad y la intento cuidar. Tengo la suerte de que las niñas que me siguen, y digo niñas porque el 82 por ciento son mujeres, tenemos todos los data, son muy afines a mí". Aunque a veces tiene algún que otro error, como el de airear las imágenes de lo que no se vio en la boda de su primo Álvaro Castillejo. Tal y como contamos en Informalia, la marquesa se llevó una buena regañina de su madre por esto.

Tamara se ha disculpado al estilo de Juan Carlos I con un "lo siento, no volverá a ocurrir". Se encuentra demasiado ocupada con su nuevo proyecto en el que, además, habla de su catolicismo. "Hace unos años, la fe apareció en mi vida, llegué incluso a plantearme ser religiosa. Aunque al final ese no era el plan de Dios. Y decidió sumarle a mi vida un novio".

Iñigo Onieva, el apuesto, opuesto y a la vez complementario novio de la hija de Isabel Preysler por el que ella acude "aunque esté cansada" a la discoteca. Últimamente, las campanas de boda suenan cada vez más fuertes entre Tamara e Iñigo y ella tiene claro que quiere ser madre pronto, como ya contamos. ¿Veremos el enlace de la marquesa y el empresario en Netflix?

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin